El Ayuntamiento cierra la liquidación de 2013 con amplio margen positivo

De los 4,8 millones de euros resultantes, 2 se reservarán y el resto, con una parte de la inversión acordada del Gobierno Vasco, se incorporará al presupuesto una cuantía total de 3,4 millones

IÑIGO MORONDOIRUN.
El Ayuntamiento cierra la liquidación de 2013 con amplio margen positivo

Es ingenuo pensar que la crisis ha terminado. Sigue habiendo muchas familias pasándolo mal, muchas empresas con el agua al cuello. Por no hablar de todos los pasos atrás que se han dado y que costará recuperar si es que se recuperan algún día. Tampoco las instituciones escapan de la agonía económica y quién más quién menos, todas apuran al límite sus recursos. Por momentos, Irun parece una isla al margen de esa realidad institucional, con las cuentas saneadas, gran capacidad inversora y presupuestos que engordan a lo largo del propio ejercicio. Pero no lo es. Nadie es una isla. Sin embargo, es casi digno de celebrar que, un año más, el consistorio cierre el ejercicio pasado mejorando las previsiones. Un decreto de Alcaldía acaba de firmar la liquidación municipal de 2013 con un resultado positivo de casi 5 millones. Una muy buena noticia que en ningún caso debe confundirse con lo que no es.

El montante exacto es de 4.863.783,43 euros y aunque se trata de una cifra realmente considerable, la actitud del Gobierno municipal sigue queriendo ser «prudente». Así, lo primero será reservar un millón de ese remanente «por si pudiera darse a final de año un desvío negativo en las previsiones forales de recaudación y tuviéramos que devolver parte del dinero que la Diputación entrega a los municipios a través del Fondo Foral de Financiación Municipal», explicó el alcalde, José Antonio Santano. Otro tanto, algo más, tampoco se gastará, «a la espera de ver qué ocurre con aquella paga extra que no se les abonó a los funcionarios. Podría ser que en un momento dado pudiera pagarse, aunque se habla de otras posibilidades como ingresarla como aportación al fondo de pensiones...» Por lo que pueda pasar, el Ayuntamiento se guardara la parte correspondiente.

El resto, a ayudas e inversión

Restadas del montante esas dos reservas, la intención del Gobierno municipal es destinar los 2,6 millones aún disponibles a una modificación de crédito para incorporarlos al presupuesto en partidas de ayudas e inversiones. Lo harán además con una parte del dinero comprometido en los presupuestos autonómicos para la ciudad. Con eso, la cuantía de la modificación propuesta ascenderá hasta los «3,4 millones de euros».

La intención del equipo de Gobierno es llevar la modificación presupuestaria ante el Pleno de la Corporación en la sesión de este miércoles próximo. «Lo haremos con una propuesta que da cumplimiento a decisiones del propio Pleno. Sabemos que contamos con el visto bueno de algún grupo», decía Santano, «pero es que no había mucho margen porque se trata de resolver cuestiones concretas».

Una de ellas, además, que viene desde muy atrás. «Todos los grupos coincidimos en un pleno de hace unos meses en que había que dar una solución a los vecinos cuyas viviendas se han visto fuera de ordenación durante años en San Miguel-Anaka», quiso recordar el primer edil. Con este remanente se propondrán actuaciones directas: «Un plan de rehabilitación para la mayoría de esas viviendas (en las calles Agerre, Anaka, Donostia...); una partida para redactar un proyecto de urbanización de la calle Agerre; una partida para acometer el traslado dentro de la ciudad de algunas empresas ubicadas en el ámbito, y una ampliación de la cuantía ya aprobada para ir haciendo las obras previstas en el colegio Lekaenea», también afectado durante años por el mismo proyecto de San Miguel-Anaka.

En su propuesta de modificación presupuestaria el Gobierno incluirá también un plan de ayudas para las familias que realicen en comercios de la ciudad las compras de material escolar para el próximo curso, una de las propuestas aprobadas en el reciente pleno del Debate del estado de la ciudad. También se recoge la redacción de proyecto para que un ascensor conecte Luis Mariano con el polideportivo Artaleku, propuesta surgida también en aquella sesión. Y con una cuantía menor se propondrá también para su aprobación la adquisición «de siete desfibriladores para instalaciones deportivas» que se suman a los ya existentes en Arteleku y Azken Portu.

«En mayo haremos otra modificación, aunque menor en cuantía», anunció Santano. «Hay grupos que en el Pleno de Presupuestos pedían invertir más. Creemos que es conveniente ir con prudencia y tener margen para atender necesidades a medida que vayan surgiendo».