Castellers para Erramu Zapatuko Feria

El anticipo al encuentro ferial llega esta noche con el festival de bertsolaris en el Frontón Municipal. El castillo humano con 'la colla' de San Cugat del Vallés será mañana desde las 11.30 horas entre el paseo Irizar y Domingo Irala kalea

:: JUAN A. MIGURABERGARA.
Castells. Los castellers de San Cugat con una torre de seis alturas./
Castells. Los castellers de San Cugat con una torre de seis alturas.

Dos tradiciones identitarias como el bertsolarismo y los castells catalanes se integran en el programa de la Feria de Sábado de Ramos que mañana vive la villa con toda la intensidad como recordatorio de los antiguos mercados.

La costumbre marca que las citas se abran de víspera con los bertsolaris. Esta noche desde las 22.30 horas en el Frontón Municipal ocasión para disfrutar de un plantel de primera línea. La entrada será de 8 euros para disfrutar de las capacidades de Andoni Egaña, Maialen Lujanbio, Jon Maia, Iker Zubeldia, Amaia Agirre y Nerea Elustondo que se enfrentarán a rimas y temas que pondrá Iker Iriarte. La taquilla abrirá una hora antes, a las 21.30.

Erramu Zapatuko Feria llega mañana con los ingredientes habituales y uno extra como la presencia de los castellers. En los espacios reservados de la Plaza, patio del Seminario, Ibargarai, Munibe e inmediaciones reses y animales en exposición, artesanía, venta ambulante de todo tipo con un centenar de puestos, productos con denominación, y para ligar bien la salsa, música y espantapájaros.

El ferial abre a las 9.30 horas e irá ganando en intensidad de público hacia el mediodía. Un paseo permite disfrutar del ganado vacuno de carne y leche, ovejas latxas y burros que superarán en total las setenta cabezas, y curiosear entre la variedad de especies animales que transformarán el patio del Seminario en un zoológico.

Las aceras de Ibargarai estarán ocupadas desde las 11.30 horas por los txorimalos del concurso convocado por Jardun. Niños y mayores mostrarán la capacidad creativa para idear y construir espantapájaros.

Desde las 11 horas, en la plaza San Martín se puede saborear euskal hamburguesas, y al lado el gran escaparate para una treintena de artesanos. Música con el ritmo de los trikitilaris locales y los zanpanzarrak de Zumaia.

La torres humanas

Los castellers tomarán parte durante la mañana en la feria y a las 11.30 horas llegarán en kalejira desde Santa Marina al punto en que se unen el paseo de Irizar con Domingo Irala kalea para levantar el castillo.

Forman parte de la agrupación (la colla) de Sant Cugat del Vallés y llegan invitados por Gure Esku Dago, el colectivo formado por el derecho a decidir que montará en las inmediaciones un puesto para la venta de kilómetros de la cadena humana que el 8 de junio quieren realizar de Durango a Iruña.

Para mostrar a los bergareses y visitantes esta tradición secular se trasladan 166 barceloneses del grupo constituido en 1996. Una formación que mantiene viva su herencia cuyas referencias datan del siglo XVIII vinculadas a bailes de las procesiones. El castells (el castillo) adquirió tal importancia que se independizó de los bailes y nació como espectáculo propio. Desde 2012 los castillos están declarados por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La torre humana alcanzará como mínimo siete alturas en plena vía pública, y si hace mal tiempo trasladarán la exhibición al Frontón Municipal, a partir de las 20 horas.

La estructura, en principio, está abierta a la participación para quien quiere tomar parte en la piña que sustenta la torre por la que trepará y alzará la mano una niña o un niño, «cambia el protagonista según la estructura», indica la presidenta del grupo, Cristina Jiménez, «tendrá 7 u 8 años. Estos pequeños suelen empezar con cinco porque necesitan un mínimo de año y medio para aprender a subir. Hoy en día lo hacen con casco desde un accidente que tuvo lugar en 2006».

Los castellers de San Cugat del Vallés vienen acompañados por cinco músicos que ofrecerán las piezas propias de la construcción del castillo, que son una clave para los participantes «los miembros de castells con escuchar la música ya saben como va la estructura porque desde la piña se aconseja no mirar arriba por seguridad. La mejor manera de protegerse por si cae el castillo es tener la cabeza apoyada contra el compañero de delante».

Un estudio del centro de alto rendimiento que existe en la misma localidad catalana de la que proceden, indica que en el año 2005 el porcentaje del castells que no cayeron fue del 96,30%, y que la capacidad absorción de la caída por la piña está entre el 40 y 60%.

Comida y vaquillas

Erramu Zapatuko Feria dejará a primera hora de la tarde las aglomeraciones para afrontar la recta final. Desde las 14.30 horas la comida popular en el Frontón con 500 comensales, y la despedida llega con los pequeños que desde las 17.30 horas pueden disfrutar de las vaquillas en el patio del Seminario.

La exposición de ganado obliga a cortar Ibargarai desde la entrada del aparcamiento público subterráneo hasta el instituto Miguel Altuna. El tráfico exterior se cerrará en la rotonda de la palmera de Ibargarai 11, y el del sentido contrario se desviará por la calle Zurradero. Los autobuses de Pesa no circularán por dentro del pueblo. El mercadillo de los sábados se instalará en la calle Katabia, junto a la iglesia de Santa Marina. Se habilitarán aparcamientos especiales en los patios de juegos de los colegios Martinez de Irala y San Martín.

La Policía Municipal recomienda precaución con los bolsos y carteras en las aglomeraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos