«El Goya me dio muchas alegrías, pero no trabajo»

«No tengo la estatuilla. Nos dieron solo una para los cuatro autores y cada copia nueva costaba mil euros», confiesa el guionista donostiarra

M. EZQUIAGASAN SEBASTIÁN.
Magallón, en los Goya de 2013./
Magallón, en los Goya de 2013.

Hace exactamente un año Gorka Magallón era el hombre más feliz del mundo. Consiguió el Goya al mejor guión con los tres compañeros que firmaron el trabajo colectivo de 'Tadeo Jones', la película de animación. Magallón nació en Donostia y vive en Madrid desde los seis años, «aunque voy continuamente a San Sebastián porque ahí sigue viviendo mi madre».

- Estudió Periodismo y fue becario en EL DIARIO VASCO hace muchos veranos...

-Sí, recuerdo bien aquellos meses con vosotros. Luego, con 24 años, entré en la Escuela de Cine de Madrid, donde me especialicé en la faceta del guión. Y pronto me puse a trabajar: nos contrataron a un compañero y a mí para escribir el guión de 'Superlópez'. Es una pena porque aquel proyecto quedó frustrado: la editorial se quedó con los derechos y la película no salió adelante, aunque estoy convencido de que algún día se hará. Pero todo ese proceso me sirvió al menos para estrenarme como guionista en el mundo de la industria, lo que estuvo muy bien. Luego pasé otros dos años acometiendo diferentes proyectos...

- ...hasta que apareció la televisión.

-¡Y menos mal! La televisión es lo que nos da de comer a los guionistas en España. He trabajado en numerosas series, como 'Círculo rojo', 'El pantano', 'El internado', 'Los hombres de Paco'... El medio televisivo da una estabilidad a los profesionales que nos dedicamos a escribir historias.

- ¿Cómo surgió el proyecto de la película de animacion 'Tadeo Jones'?

-El productor que nos había contratado para escribir el guión de 'Superlópez', Nicolás Matji, nos ofreció el mismo trabajo para 'Tadeo Jones'. Matji descubrió la fuerza de Enrique Gato, un joven que hacía cortos de animación en su casa con un enorme talento. Se hicieron socios y amigos y desarrollaron el trabajo de 'Tadeo Jones', que viene a ser a 'Indiana Jones' lo mismo que 'Superlópez' a 'Supermán'. Fue un trabajo muy agradable para todos.

-Y con éxito.

-Aparte de la buena acogida en España se ha estrenado con éxito en China, Rusia o Corea. Ha sido una aventura muy gratificante, que contrasta con tantos otros proyectos que no salieron adelante. Hice el guión de una película, 'Prime time', que se estrenó en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián pero luego no tuvo vida comercial. 'Tadeo Jones' me ha devuelto la confianza en mi trabajo y en la industria audiovisual de mi país.

-¿Tendrá continuidad el éxito de ese personaje?

-Sí, ahora estamos trabajando en la secuela, lo que me viene muy bien en momentos en que todo está mal, hasta las series de televisión.

-Visto con un año de distancia, ¿qué le aportó el Goya?

-Pues tiene un valor sentimenral muy importante: supone, por ejemplo, la oportunidad de recuperar amistades que hacía tiempo que no habías visto. Nunca imaginé que el Goya fuera a tener tanta repercusión. Que te llamara tanta gente, que desde el kioskero que te vende el periódico hasta los padres del colegio de tu hija se sientan partícipes de tu éxito. «¡Cómo me alegré, estaba dando saltos en la butaca cuando te dieron el premio!», me decía la gente.

-Desde el punto de vista del trabajo, ¿supuso el Goya un empujón?

-El Goya no me ha dado nada. No sé si se debe a que las cosas están muy mal o es culpa de ese sambenito tan español de pensar que «como ha ganado el Goya, éste querrá cobrar un pastón». Me quedo con lo personal: cuando mi hija vio que le dedicaba el premio se emocionó, iba por el cole levitando.

-¿Sigue siendo el guionista el hermano pobre del oficio?

-Ahora todos somos pobres. Es una pena que el guionista esté maltratado porque se encuentra en los cimientos de los proyectos. Es un oficio poco considerado: hay directores que se vanaglorian de trabajar sin guión o de saltárselo.

-¿Por qué se da esa desconsideración?

-Porque el guionista es el más alejado del rodaje. En el caso de 'Tadeo Jones', por ejemplo, escribimos el guión en 2008 y no se estrenó hasta 2012. Eso influye en el reparto de beneficios: el equipo de la película tiene más presentes a los técnicos o artistas del rodaje que a 'aquellos chavales que hicieron el guión'.

-¿Tiene favoritos para los Goyas de hoy?

-Llevo tiempo que veo más películas de dibujos animados con mi hija que otro tipo de largos. Pero me gustaría que ganaran mis amigos: Koldo Zuazua o Fernando Franco por 'La herida' o los guionistas de '3 bodas de más', que trabajaron conmigo en 'El internado'.

-Por cierto, ¿dónde guarda su Goya?

-Pues si confieso la verdad... nos dieron solo una estatuilla para los cuatro guionistas. Y cada copia de más nos costaba mil euros. Yo estaba económicamente 'pelado' entonces y rechacé la posibilidad. A ver si ahora hago mi copia, al menos para regalárselo a mi madre...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos