Fallece el pintor hondarribiarra Enrique Albizu

Integrante de la tercera generación de la Escuela del Bidasoa, su obra se centró en el retrato y el paisaje de su entorno

DVSAN SEBASTIÁN.

El pintor hondarribiarra Enrique Albizu falleció ayer a los 87 años. Su obra se enmarca dentro de la denominada tercera generación de la Escuela del Bidasoa en la que también se encuentran colegas suyos como José Gracenea o José Mensuro. Los retratos y los paisajes de su entorno son los temas que más trató.

Aunque nació en Valencia en 1926, tras la Guerra Civil su familia se trasladó a Irun. Allí comenzó a estudiar con Gaspar Montes Iturrioz como profesor. En 1947 ganó el primer premio del Certamen de Artistas Noveles de la Diputación de Gipuzkoa, galardón que volvió a llevarse al año siguiente. Entonces se matriculó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Completó sus estudios en Roma con una beca de la Diputación. Después comenzó a exponer en solitario en Donostia, Bilbao y Madrid.

En 1956 se marchó a Caracas donde sus retratos fueron muy apreciados, entre ellos el dedicado al lehendakari Agirre. En 1960 regresó a España y se instaló definitivamente en Hondarribia, municipio que en 2005 le concedió su Insignia de Oro.

A lo largo de su trayectoria expuso en numerosas ocasiones. En 1982 la Real Sociedad Bascoganda de Amigos del País le nombró miembro de número. El Museo de San Telmo le dedicó una antológica y en 1994 fue la Kutxa quien presentó otra selección de sus cuadros, que acompañó con un completo catálogo. Obras suyas están en colecciones particulares de Sudamérica, Estados Unidos, Europa y en San Telma, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando , y en las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos