Los afectados ya pueden reclamar al Consorcio de Seguros

La entidad pública indemniza por los daños producidos por embate de mar sin necesidad de que se tenga que declarar zona catastrófica

ARANTXA ALDAZ , DIARIOVASCO.COM
Los afectados ya pueden reclamar al Consorcio de Seguros

Los peritos del Consorcio de Seguros tienen trabajo de sobra para varios días en la costa guipuzcoana. La entidad pública dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad indemnizará los daños producidos por el embate de mar , tanto en su efecto de «golpe» de mar como en su efecto «inundación», sin necesidad de que se tenga que declarar la zona catastrófica u otra declaración oficial, ya sea municipal, autonómica o estatal, explica el director de operaciones del Consorcio, Alejandro Izuzquiza. Eso sí, los bienes dañados deben tener su seguro en vigor.

Los afectados ya pueden por lo tanto empezar a presentar la documentación. El Ayuntamiento de Donostia, que habilitará a partir de hoy una oficina para afectados en el edificio consistorial, ofreció ayer varias recomendaciones para adelantar el papeleo.

Los afectados deben solicitar un documento a las aseguradoras con los capitales actualizados a día de hoy, así como tener a mano el justificante del pago de la póliza del seguro. Si el pago es fraccionado, será necesaria la presentación de todos los recibos fraccionados de la anualidad. Además, en el caso de las sociedades limitadas, deberán presentar el CIF de la propiedad o del inquilino. También aconsejan ir solicitando presupuestos de reparación. El Consistorio donostiarra ha abierto un perfil en Facebook donde está informando de los datos más prácticos (Otsailak 2ko olatuengatik kaltetuak/Afectados olas del 2 de febrero).

Para facilitar las tareas, el Colegio de Mediadores de Seguros de Gipuzkoa (www.mediadoresgipuzkoa.com) se pone a disposición de los afectados por el temporal para ayudar a los ciudadanos que lo deseen a gestionar los pasos que tienen que dar con sus pólizas de seguro. «Les ayudaremos a interpretar las pólizas y les indicaremos las pautas a seguir para la apertura de los expedientes y seguimiento de los mismos», indicó su presidente, Iñaki Durán.

El Colegio se encuentra en la calle Bertsolari Xalbador nº 10, en el barrio de Venta Berri de Donostia. El teléfono es el 943 31 45 91 y el correo electrónico info@mediadoresgipuzkoa.com.

Mejor vía telefónica y web

Los afectados pueden solicitar la indemnización directamente al Consorcio o, si lo prefieren, pueden hacerlo a través de su compañía de seguros o de su mediador, especifica Alejandro Izuzquiza.

Si se opta por la primera opción, la documentación puede presentarse en el centro de atención telefónica (902 222 665 ó 952 367 042, de lunes a viernes, de 9.00 a 18.00 horas), y también a través de la página web www.consorseguros.es, donde se puede descargar el formulario a completar.

El Consorcio recomienda cualquiera de estas dos vías por su agilidad de resolución, frente al tradicional envío de documentación en soporte papel a las oficinas del organismo, insiste el director de operaciones del Consorcio. «Al dar los datos por teléfono o por internet, el expediente de siniestro queda instantáneamente registrado en el sistema informático; al asegurado le damos su número de registro y asignamos su expediente automáticamente a un perito. Todo ese automatismo no existe, como es natural, cuando se opta por el correo postal o por acudir a las oficinas, pues el envío postal o la entrega presencial en mostrador requieren de una actuación posterior de los tramitadores para grabar los datos que constan en los papeles aportados», aclara.

Además de la oficina que se abrirá desde hoy en el edificio consistorial de la calle Igentea, el Ayuntamiento de Donostia celebrará hoy a las 9.30 horas una reunión en el Salón de Plenos para todos aquellos que quieran recibir información de primera mano. A las 11.00 horas, el alcalde, Juan Karlos Izagirre, y la delegada de Infraestructuras y Servicios Urbanos, Nora Galparsoro, ofrecerán una rueda de prensa con el balance de daños actualizado a esa hora, si bien se espera que el recuento total de desperfectos pueda llevar más tiempo.