Doce bares y restaurantes impulsan una campaña solidaria navideña

Por dos euros, se podrán comprar tarjetas premiadas con una consumición de ese valor o superior y la recaudación íntegra se destinará a Berpiztu

M.A.I.IRUN.

Una docena de establecimientos hosteleros de Irun se han unido para poner en marcha una campaña con fines solidarios. Bajo el lema 'Rasca en tu tasca', la iniciativa está impulsada por los bares y restaurantes Orrua, Gaztelu, Sargia, Da2, Corner, Arkupe, Izartxo, Mari, Eki Alde, Vinoteka, Manolo y Di Benedetto. El objetivo de esta campaña es «apoyar a las familias más necesitadas durante estas navidades», explican los organizadores.

Los clientes de estos locales tendrán la opción de adquirir, durante todo este mes de diciembre, unas tarjetas-rasca al precio de dos euros. Todas ellas tendrán como premio una consumición de ese mismo valor o superior. Quienes adquieran estas tarjetas podrán canjearlas a partir del 6 de enero y hasta finales del próximo mes de febrero. En total, los establecimientos participantes distribuirán 1.200 de estas tarjetas con premio.

Desde el bar Orrua de la calle Mayor, su propietario, Iván Antolín, explica que «con el dinero que recaudemos a través de esta campaña queremos hacer una compra de alimentos que se donará a Berpiztu». Esta asociación de iniciativa social «colabora con la Asociación de Vecinos de Santiago en el reparto de comida a las familias que necesitan más apoyo durante estas fechas. Queremos que también quienes no pueden comprar turrón, lo coman estas navidades», afirmó Iván Antolín. Las tarjetas pueden adquirirse en los establecimientos citados a partir de este mismo fin de semana.

«Salimos ganando todos»

Iván Antolín recordaba que esta iniciativa surgió «porque veíamos que en Navidades la gente está más sensibilizada hacia temas solidarios. Además, es una propuesta con la que salimos ganando todos». Los vales podrán canjearse a partir del 6 de enero, «lo cual permite que, cuando pasen los días festivos de las Navidades, sigamos teniendo movimiento en los establecimientos hosteleros», explicaba el propietario del Orrua.

Del total de 1.200 tarjetas, cada bar repartirá un centenar. «El cliente nunca sale perdiendo, ya que el premio mínimo es una caña o un kalimotxo que cuestan lo mismo que la tarjeta», indicaba Iván Antolín. Asimismo, estos vales también incluyen bebidas combinadas como premio. En todos los casos, las consumiciones deberán canjearse en el bar que se indique en cada tarjeta.

Fotos

Vídeos