La villa Agirre Etxeberri acogerá la Musika Eskola y una planta multiusos con cafetería

Bildu ha aprobado esta semana los nuevos usos; PNV, PSE y H1! se han abstenido y Aitor Madina decidió no votar «por ser parte implicada»

CRISTINA LIMIALEGAZPI.
La villa Agirre Etxeberri acogerá la Musika Eskola y una planta multiusos con cafetería

Doinua Musika Eskola será la nueva inquilina de la villa Agirre Etxeberri, junto a una cafetería y varias salas multiuso que bien pueden ser para la celebración de bodas y funerales civiles, exposiciones, charlas, actividades de las asociaciones locales... Está previsto que sus jardines alberguen un escenario, varias zonas de descanso y un parque de ejercicio para mayores.

Los nuevos usos de la villa han sido aprobados esta semana por el equipo de gobierno de Bildu mediante un acuerdo plenario. PNV, PSE y H1! se abstuvieron. El concejal jeltzale Aitor Madina, que al mismo tiempo es director de la Musika Eskola, decidió no participar en la votación «por ser parte implicada». No obstante dio las gracias a la Corporación por dar una salida a la escuela y a los vecinos de Saturnino Tellería que venían padeciendo sus ruidos.

Todos los partidos estuvieron de acuerdo en instalar la Musika Eskola en la villa, pero de ahí en adelante, las diferencias son varias y vienen de atrás. Por eso cabe recurrir a la hemeroteca.

Puesta en antecedentes

La cesión del chalet de Patricio Echeverría por parte de la familia al Ayuntamiento se enmarca dentro del convenio urbanístico del área Agirre-Etxeberri, hoy en construcción.

Este convenio fue aprobado por el Pleno en 2007, facultando al alcalde para su firma final ante notario y recogiendo en su cuarto apartado lo siguiente: «El uso de la villa estará ligado a finalidades única y exclusivamente municipales, siendo intención municipal que sea sede del organismo que gestione el proyecto Legazpi Bai, ubicando en ella los proyectos que se vayan desarrollando y que posibiliten la calidad de vida y bienestar de la ciudadanía, su entronque con las raíces y patrimonio histórico, económico y cultural heredado y en definitiva, proyectos que generen un sentimiento de identidad y arraigo colectivo, para hacer de Legazpi un lugar atractivo para vivir, trabajar y visitar».

No obstante, la firma de dicho convenio entre la familia Echeverría y el entonces alcalde de ANV, Sotero Plazaola, fue demorándose.

Durante ese periodo de demora, concretamente el 28 de octubre de 2009, los partidos de la oposición, PNV, H1!, PSE y la concejal no adscrita Ana Salinero, aprobaron una moción de urgencia en el Pleno, instando al alcalde a «firmar sin más dilaciones el convenio» y determinando los siguientes usos para la villa de conformidad con el cuarto apartado del convenio: en el sótano un archivo de la documentación generada por las entidades que trabajen en el edificio, en la primera planta un museo dedicado a Patricio Echeverría gestionado por Lenbur, en la segunda planta la sede del organismo que gestione el proyecto Legazpi Bai y la sede transitoria de Lenbur y en la tercera planta una sala para exposiciones, reuniones de entes locales, bodas civiles.

EB Berdeak-Aralar presentó un recurso contra aquel acuerdo plenario. También lo hizo Bittor Puente. Ambos apuntaban, entre otros aspectos, que un convenio urbanístico no podía ser modificado con una moción. Estos recursos no prosperaron. Los juzgados dieron por válida la moción de la oposición y por ende, los usos recogidos en ella.

De residencia a Musika Eskola

Finalmente el convenio se firmó y la villa pasó a ser propiedad del Ayuntamiento, pero sus usos han estado en el aire durante todo este tiempo.

Hasta que el miércoles, el equipo de gobierno de Bildu fijó la ubicación de la Musika Eskola y varios espacios polivalentes en ella. Lo hizo remontándose a aquel acuerdo plenario adoptado por la oposición el 28 de octubre de 2009 y aprobando una modificación del mismo.

El alcalde, Kepa Urzelai, apuntó que los nuevos usos son fruto del proceso de participación sobre los locales municipales desarrollado en 2012. Entre las necesidades detectadas, han aunado dos principales: la más urgente hallar una solución a la Musika Eskola y junto a ella, dar utilidad a la villa Agirre Etxeberri. «La casa no será de la Musika Eskola, se firmará un convenio de uso, sujeto a cambios si el Ayuntamiento así lo requiere», matizó Urzelai.

El PNV se mostró conforme con ubicar la Musika Eskola en el chalet, pero no con otros aspectos. «Estamos de acuerdo con modificar los usos porque los anteriores no tienen sentido hoy en día, ya que Legazpi Bai no existe y el tema de Lenbur no procede en la situación actual. Pero reivindicamos un entronque histórico sobre lo heredado en la casa y estamos rotundamente en contra de añadir un servicio hostelero a un espacio que será centro educativo», dijo Javier Iraeta.

H1! estuvo de acuerdo en instalar la Musika Eskola en la villa, pero criticó que no se haya hecho una estimación económica de la operación.

El PSE también dijo «haber solicitado un estudio de insonorización y otro económico que no ha recibido» y fue más allá, pidiendo abrir un proceso de participación para definir los usos de la primera planta polivalente y de los jardines.

El alcalde señaló que la inversión a realizar en Agirre Etxeberri se determinará con la elaboración del proyecto definitivo, pero que la idea es no superar el millón. «En su día guardamos 900.000 euros obtenidos del aprovechamiento urbanístico de este área para invertirlos allí», dijo.

También fueron aprobadas en el Pleno la declaración del 'Día contra la violencia hacia las mujeres' y la adjudicación del servicio de Centro de Día a la empresa Hakeru.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos