ERC negocia con EH Bildu una coalición europea mientras CDC insiste en una unión catalanista

Los vascos dan por segura su alianza en ALE, pero Convergencia reitera a Esquerra su voluntad de compartir una lista por el derecho a decidir

AMAIA CHICO , DIARIOVASCO.COM

Mientras en Euskadi EH Bildu y el PNV tienen meridianamente claros a sus compañeros de candidatura en las elecciones al Parlamento Europeo, en Cataluña ERC y sobre todo Convergencia se resisten a cerrar completamente la puerta a una lista unitaria por el derecho a decidir. El escenario sigue abierto, aseguran fuentes oficiales de Esquerra, aunque no niegan que dados los antecedentes lo «más fácil de madurar» es una reedición de la Alianza Libre Europea (ALE) que en esta ocasión integraría a la izquierda abertzale, Sortu, junto a los tradicionales EA y Aralar.

En Cataluña, con los Presupuestos hoy encima de la mesa y la fecha y la pregunta de la consulta soberanista por consensuar, el asunto de las europeas no ocupa precisamente los primeros puestos en la agenda de prioridades de ERC, reconocen en el partido. Las fuentes consultadas confirman las conversaciones con EH Bildu y con las otras ocho formaciones estatales que integraron ALE, pero advierten de que «no hay nada cerrado». Los independentistas catalanes ven aún lejos el mes de mayo de 2014, fecha de los comicios, y aunque la reedición de ALE, con EH Bildu incluida, es la opción más factible no cierran la puerta a la entente ofrecida por Convergencia para constituir una coalición civil en defensa del derecho a decidir. «El problema», recuerdan, lo tiene Unió.

Efectivamente, es el socio de CDC quien ha avanzado su negativa a compartir siglas con Esquerra, pero desde Convergencia insisten en su oferta de candidatura soberanista unitaria. «Nuestra intención es trabajar para que esto sea así» y «mientras quede tiempo trabajaremos para que la candidatura esté», dijo ayer el vicesecretario de Coordinación Institucional del partido, Lluís Corominas.

Esta posición que en ERC no entran a valorar mantiene en vilo en Euskadi al PNV. Los jeltzales, en conversaciones con Convergencia, esperan que los catalanes resuelvan su entuerto, especialmente el interno con Unió, y clarifiquen la posición final para sumarse a la candidatura que, como en 2009, podría reeditarse con el nombre de Coalición por Europa, la sucesora del grupo Galeusca diluido tras la marcha de los gallegos de BNG a la alianza ALE. El PNV asegura estar tranquilo ya que confía en que su simpatía por CiU -con o sin Esquerra- es correspondida.

Más claro parece tenerlo EH Bildu, que ya habla de cerrar «en próximas semanas» el acuerdo con los indepedentistas catalanes y que hoy ha convocado una rueda de prensa con los portavoces principales de cada una de las cuatro formaciones para dar cuenta de esas negociaciones y de la apuesta por ERC y no por CUP -el partido independentista al que Sortu brindó su apoyo en las catalanas-. Pello Urizar, uno de los dirigentes, confió en que las conversaciones con Esquerra fructifiquen en un acuerdo de coalición «en próximas semanas». Urizar, que como EA ha compartido ya anteriores alianzas con los catalanes, no dudó en que ALE volverá a conformarse, y que junto a otros partidos soberanistas como BNG, Chunta o ICV permitirá trasladar el mensaje a Europa de «que el soberanismo es una fuerza potente con futuro, también en el Estado español».

Las conversaciones entre las fuerzas catalanas y el deseo, principalmente de Convergencia, de formar una entente soberanista civil -liderada por nombres de relevancia no políticos- siguen abiertas. Pero el «choque de intereses» entre PNV y EH Bildu que podría provocar dicha alianza catalana parece alejarse. Todo, probablemente dependa aún de los movimientos que se avecinan en materia presupuestaria y de la consulta, dos ámbitos en los que ERC y el gobierno de Artur Mas pueden entenderse y que incluso llevan a algunos a pensar en una eventual entrada de Esquerra en el Govern.

En relación a otros partidos y a su concurrencia a las europeas, Ezker Anitza-IU (la corriente que lideró Mikel Arana y ahora encabeza Isabel Salud) cerró ayer la puerta a cualquier colaboración con sus antiguos compañeros de Ezker Batua. En un comunicado desmintieron «categóricamente» cualquier contacto y descartaron volver a compartir siglas. El día anterior EB abogó por volver a sumar con IU para las europeas.