Inaugurada una exposición sobre gitanos rumanos

Con paneles informativos que hablan de su vida entre su país y Gipuzkoa donde están residiendo muchos de ellos

LUISMA RODRÍGUEZ LUISMARODRIGUEZ@TELEFONICA.NETERRENTERIA.
Imágenes. Cuentan la vida de los gitanos rumanos. ::
                             ARIZMENDI/
Imágenes. Cuentan la vida de los gitanos rumanos. :: ARIZMENDI

El pasado jueves por la tarde se inauguró en Merkatuzar una exposición que se podrá ver hasta el 31 de octubre, y que ha sido organizada por el Consejo de Igualdad de Errenteria.

Durante este tiempo habrá la oportunidad de contemplar la exposición titulada 'Entre viajes de ida y vuelta, vidas RROM Rumanas', que trata sobre la vida y problemáticas de las mujeres gitanas sin techo que viven en Donostialdea. El horario de apertura de la sala es de 17.00 a 20.30, de lunes a viernes.

La muestra se inauguró el pasado jueves por la tarde en la planta baja de Merkatuzar.

La misma va a tener un carácter itinerante. Inició su andadura en el Museo de San Telmo de Donostia y ya se ha podido ver en Ermua. Tras su paso por Errenteria se trasladará hasta Getxo.

Una de las impulsoras de la muestra, la mediadora social Adriana Villalón, explicó que la idea de realizar esta exposición de paneles informativos con imágenes y textos, surgió de la experiencia de ver cómo en las calles de Donostia y de otros municipios guipuzcoanos se contemplaba desde hace ya tiempo la presencia en la calle de gitanos procedentes de Rumanía.

Mejores condiciones

Adriana Villalón explicó que el paso del tiempo ha ido mejorando sus condiciones de vida y en este sentido ha supuesto un gran avance el asentamiento construido en Astigarraga y Hernani que permite a un nutrido grupo de esta comunidad disponer de un techo y de un hogar.

En el caso de Errenteria la población gitana de Rumanía se estima en más de veinte personas.

Villalón dijo que el objetivo de las instituciones es retirar de la mendicidad a esta población y darles acceso a recursos mediante el empadronamiento que les permitan una inserción social que por la mera interacción con la población autóctona, como puede ser la escolarización de sus hijos, se va poco a poco produciendo.

Villalón dijo que su principal característica, y de ahí el título de la muestra, es que es una población con fuertes lazos en sus dos ciudades de origen, en Rumanía a las que vuelven a menudo, ya que tienen familiares mayores a quienes atender.

Destacó que han sufrido gravemente las consecuencias del nazismo y la caída del comunismo en Rumanía, dado que en aquella época tenían una inserción laboral en labores agrícolas o industriales, pero al caer dicho régimen se vieron privados de estos recursos y obligados en muchos casos a expandirse por distintos países europeos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos