Finalizada la rampa para que truchas y salmones remonten el río

La colocación de piedras de escollera salva la presa que forma un colector de saneamiento en el Galbaraialde, unión del Ezkurra y Ezpelura

ALICIA DEL CASTILLODONEZTEBE.
Finalizada la rampa para que truchas y salmones remonten el río

El Gobierno de Navarra ha construido una rampa para salvar una presa existente en el cauce del río Galbaraialde, unión del Ezkurra y Ezpelura, a su paso por Doneztebe, con el objeto de mejorar la migración de la fauna piscícola de este río.

La presa, localizada a escasos 300 metros de la confluencia con el río Bidasoa, se encontraba clasificada como "difícilmente franqueable" para los peces, según el inventario de presas y obstáculos elaborado por el Gobierno de Navarra en el año 2001, recientemente actualizado.

Antiguo molino

Se trata de un desnivel de construcción antigua, que inicialmente formaba parte de las instalaciones de un molino de origen medieval, y que en los últimos 20 años albergaba el colector de saneamiento de la localidad, que comunica el barrio de la margen izquierda con la red principal. Antes de la actuación, este azud (presa) contaba con un desnivel de metro y medio, lo que en la práctica suponía que sólo algunos peces de grandes dimensiones y en ciertas condiciones de caudal, podían remontar la presa. En este caso, la solución adoptada para la permeabilización ha consistido en la colocación de piedras de escollera, a modo de rampa, para salvar este desnivel. Gracias a la actuación, que ha tenido un coste de 26.227 euros, se facilita la movilidad de la fauna piscícola y el ascenso de los salmónidos a un tramo de excelentes condiciones para la reproducción.

El otoño es la época en la que los salmones ascienden hasta las cabeceras de los ríos para completar su ciclo reproductivo. El río Bidasoa tiene una longitud total de 65 kilómetros y la suma de sus afluentes alcanza la cifra de 477 kilómetros. A día de hoy, se ha constatado que el salmón utiliza un 80% del cauce principal pero, sin embargo, tan sólo puede acceder a un 8% de la longitud de sus afluentes, que es donde reside el mayor potencial reproductivo.

Desde la construcción de la rampa ya se nota un mayor número de truchas en ese tramo del río.