La biblioteca de San Juan llevará el nombre de Carlos Blanco Aguinaga

El escritor, profesor y crítico literario falleció el jueves en su casa de California. Nacido en Irun en 1926, vivió el exilio en Hendaya y México antes de trasladarse a EE UU, donde dio clases en varias universidades

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.
La biblioteca de San Juan llevará el nombre de Carlos Blanco Aguinaga

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, mostró ayer su pesar ante la noticia del fallecimiento, el pasado jueves, en su casa de La Jolla (California), del escritor, hispanista y profesor Carlos Blanco Aguinaga. Santano anunció que ha trasladado ya a los portavoces de los distintos grupos políticos municipales su intención de dar el nombre de Carlos Blanco Aguinaga a la futura Biblioteca Municipal, que se construirá en la plaza de San Juan. «Se trata de un erudito de las letras, irunés y de prestigio mundial que quedará para siempre reconocido en la memoria de sus vecinos con este gesto», dijo el alcalde.

Nacido en Irun en 1926, Blanco Aguinaga está considerado como uno de los mejores especialistas y críticos de la literatura española, gran conocedor de la generación del 98, historiador social de la literatura y novelista, además de defensor de las libertades.

De familia republicana, Blanco Aguinaga perteneció a la generación de los niños de la guerra que llegaron exiliados con sus familias a vivir y educarse en México. Al estallar la contienda, en 1936, Carlos Blanco se refugió con los suyos en Hendaya, como tantas familias irunesas y en 1939, poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el barco Orinoco le llevó desde Cherburgo hasta el puerto mexicano de Veracruz. En el país azteca, cursó el Bachillerato en el instituto Luis Vives, inició sus estudios superiores y obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Harvard, donde se licenció en Literatura. Al concluir su formación universitaria se ganó la vida como marino mercante durante una temporada y después, regresó a México, donde obtuvo un doctorado en Letras Hispánicas, en la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM), con una tesis sobre Miguel de Unamuno.

Universidad y literatura

Tras su doctorado, volvió a EE UU, donde desarrolló casi toda su labor docente como catedrático en las universidades de Ohio, Johns Hopkins (Baltimore) y San Diego (California). También, durante cinco años (1980-85), impartió clases en la recién creada Universidad del País Vasco, en Vitoria, gracias a la invitación del lingüista Koldo Mitxelena.

En cuanto a su producción editorial y literaria, Blanco Aguinaga fundó, con Carlos Fuentes, Ramón Xirau y Octavio Paz, entre otros, la Revista 'Mexicana de Literatura', una de las publicaciones de referencia en el ámbito de las letras hispanoamericanas. Carlos Blanco es, además, autor de ediciones de textos clásicos, poemarios, innumerables artículos y obras especializadas en temas filológicos y de crítica literaria. A él se deben algunos de los mejores y más reconocidos estudios sobre grandes escritores latinoamericanos, una faceta de su trabajo que ensombreció otra, la literaria, en la que también desarrolló una amplia obra. De entre sus títulos, destacan estudios como 'El Unamuno contemplativo', 'La juventud del 98' o la polémica 'Historia social de la literatura española', en colaboración con Iris Zavala y Julio Rodríguez Puértolas, en su momento un novedoso enfoque de las letras hispánicas desde una metodología marxista. En su vertiente de novelista, brillan 'Un tiempo tuyo', 'Carretera de Cuernavaca' o 'En voz continua'.

Hasta su fallecimiento, el pasado jueves, el irunés Carlos Blanco fue profesor emérito de la Universidad de California en San Diego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos