El juzgado de Eibar imputa a Iñaki Arriola por prevaricación en la venta de un solar

ALBERTO ECHALUCE , DIARIOVASCO.COM

El juzgado de Eibar ha ordenado la toma de declaraciones «en calidad de imputados» del exalcalde de Eibar, exconsejero del Gobierno Vasco y actual secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, así como del exsenador José Luis Valles por un presunto delito de prevaricación. También tomará declaración al alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos (PSE-EE), y a tres funcionarios municipales a raíz de la enajenación de un solar municipal a una empresa madrileña, sin que llevara a cabo la construcción de un centro comercial.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial estimó parcialmente, en julio, el recurso de apelación presentado por Aralar contra el sobreseimiento provisional de esta causa decretado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Eibar. Y ordenó que se tomara declaración al actual alcalde, Miguel De los Toyos, junto a tres funcionarios. Ahora se incorpora a la causa, al exconsejero, Arriola y al exsenador socialista Vallés, «que no son aforados, con lo que se deben de sumar en calidad de imputados», según el oficio del juzgado eibarrés.

«Acusación insostenible»

El PSE de Eibar considera que la acusación formulada por Aralar en el caso de Errebal «no se sostiene porque ya hay una sentencia firme del Tribunal Contencioso-Administrativo que rechaza su demanda y da la razón al Ayuntamiento». Según señalaron los socialistas, los acuerdos que en su día adoptó el consistorio sobre la parcela de Errebal se adoptaron «con informe favorable de los técnicos municipales, por lo que era imposible que los políticos hayan cometido prevaricación». Además, se sorprenden de que la denuncia, partiendo de Aralar, tan sólo se centrara en cargos socialistas y «no al resto de concejales» de los grupos PNV, Hamaikabat y PP, que también votaron a favor de la rescisión del contrato de Errebal de mutuo acuerdo.

La historia de este proceso data diciembre del 2006, cuando el Ayuntamiento eibarrés enajenó mediante concurso de la parcela conocida como Errebal, a la mercantil SPV Eibar Boulevard SL, por un importe de 650.000 euros, IVA excluido. La empresa adjudicataria fue incapaz de llevar adelante el proyecto, tras innumerables retrasos. Por ello, Aralar, parte demandante, solicitó medidas de penalización a dicha firma, en lugar del mutuo acuerdo con el que el Ayuntamiento recuperó el solar, tras el pago de 650.000 euros y el abono de 488.133,10 por derribos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos