Con lluvia también salen buenas fotos

Javier Yarnoz, Josu Martín y Simón Arrigain se llevaron los premios en el concurso fotográfico de la feria medieval

I.A.HONDARRIBIA.
Con lluvia también salen buenas fotos

Coincidiendo con la entrega de premios de los diversos concursos de fiestas (cartel, fotografía y balcones floridos), se repartieron también los premios del concurso fotográfico del mercado medieval, al que se presentaron 64 imágenes.

'Juegos medievales', del pamplonica Javier Yarnoz Sánchez resultó ganadora del concurso, mientras que 'Eskulanean' del bilbaíno Josu Martín Agirrebeitia ocupó la segunda posición y en tercer lugar se clasificó 'Bola Toki', del irundarra Simón Arrigain Ijurra. Se llevaron premios de 500, 400 y 300 euros, respectivamente.

El jurado estuvo compuesto por los fotógrafos Floren Portu, Estitxu Ortolaiz y Julián Lazkanotegi, la representante de la asociación Amute Kotsa, Silvia Hernando, y los concejales Txomin Sagarzazu y Lupe Olascoaga, con Gregorio Uriarte como secretario.

Desde Iruña se acercó Javier Yarnoz al mercado medieval y se llevó el primer premio, «con lo que me llevé una sorpresa, porque participa mucha gente y hay bastante nivel». La participación bajó a causa de la lluvia, pero el nivel se mantuvo con muchas buenas instantáneas.

Yarnoz se acercó a Hondarribia porque «me dijeron que este mercado estaba bien y además es un lugar fenomenal para ir». En cuanto a su imagen, cuenta que «me gustaron sobre todo los reflejos que se estaban formando en la plaza».

En segundo lugar quedó Josu Martín, bilbaíno que veranea en Hondarribia. «Esta vez presenté tres fotos. La que ha salido premiada la hice porque me gustaba cómo quedaba este artesano tan conocido de todas las ferias con el fondo oscuro. Hice varias tomas y me gustó ésta y parece que al jurado también».

Josu Martín recuerda que «es la segunda vez que participo en este concurso y el año pasado también fui segundo. Eso me anima a volver a participar».

El podio se completó con el irundarra Simón Arrigain, quien sacó su foto a primera hora. «Hacía un tiempo infernal y los niños eran los únicos que se atrevían a salir a la plaza. Éste en concreto estaba muy gracioso, insistiendo mucho en tirar los bolos y le saqué varias fotos».

Para Arrigain, «este concurso es muy agradecido, porque puedes ir sacando fotos a medida que vas visitando el mercado medieval. Participo casi todos los años».