Un desprendimiento afecta a la Vía Verde a la altura de Endarlatsa

La pared de piedra situada en el cauce del río Bidasoa cedió en una de las últimas crecidas

:: A.D.C.BERA.
Desprendimiento. El terreno que se ha llevado el río afecta a la Vía Verde. ::
                             A.D.C./
Desprendimiento. El terreno que se ha llevado el río afecta a la Vía Verde. :: A.D.C.

Las intensas lluvias de la primavera han provocado que el terreno estuviese totalmente empapado y no pudiese absorber ni una gota más de tal manera que se han producido un gran número de desprendimientos de terreno en toda la comarca.

Los mayores han afectado a la carretera N-121-A, el primero a la altura de la boca sur del túnel de Belate, donde continúan las obras y sólo se puede utilizar ese tramo de la vía en dirección a Irun (los vehículos que circulan en dirección a Pamplona siguen circulando por el puerto de Belate) y el segundo a la altura de la antigua cantera de Bera, donde también trabjan las máquinas en este momento y se da paso alternativo por el único carril que se puede utilizar.

En la vía

También se han registrado varios desprendimientos a lo largo de la Vía Verde del Bidasoa. El mayor se ha producido a la altura del Pozo de los 50, en Endarlatsa, donde el río Bidasoa, en una de sus últimas grandes crecidas, se llevaba por delante parte de una pared de piedra.

Desde el Consorcio Turístico de Bertiz se muestran preocupados, ya que en principio, desde el Gobierno de Navarra y desde Confederación Hidrográfica del Cantábrico les han contestado que no hay partida para llevar a cabo el arreglo de la Vía en ese punto. Si las obras no se acometen, el próximo invierno o cuando el río vuelva a crecer con fuerza, podría producirse un nuevo desprendimiento y la Vía quedaría totalmente cortada en ese punto.

Obras

El Consorcio promueve en estos momentos la recuperación total de la Vía, con las obras más importantes a la altura de Bera y Alkaiaga, donde construye un paso subterráneo que transcurre bajo la carretera N-121-A con un coste de 521.236,76 euros, de los que el 65% serán financiados por los fondos Feder del programa europeo de proyectos transfronterizos y el 35% por el Gobierno de Navarra y por el Consorcio.

Esta ruta forma parte del proyecto Eurovelo nº1, primera de las doce rutas de bicicleta que atravesarán el continente europeo de un extremo a otro. Se trata del producto estrella del Plan Estratégico de Desarrollo de Productos Turísticos de Bertiz..

Además, durante los últimos meses de ha señalizado el trazado, se han iluminado los túneles (falta alguno todavía, como el que se sitúa entre Doneztebe y Sunbilla) y se han llevado a cabo diferentes acondicionamientos del firme, además de la colocación de barandillas de protección en aquellos tramos en los que exista un riesgo de caída.

49 kilómetros

La vía del ferrocarril del Bidasoa, cuyo trazado recorría el conocido como 'tren txikito', se asienta a lo largo de 49 kilómetros, 42 de ellos en territorio navarro, entre Endarlatsa y Elizondo, pasando por los términos municipales de Lesaka, Igan-tzi, Sunbilla, Doneztebe, Bertizarana (Narbarte, Legasa y Oieregi) y Baztan (Oronoz, Arraioz, Lekaroz y Elizondo). Los 7 kilómetros del tramo guipuzcoano fueron recuperados por la Diputación Foral de Gipuzkoa en 2009, lo que supuso la puesta en funcionamiento de la vía verde en los tramos más cercanos, que son transitables. Para el acondicionamiento del tramo entre Doneztebe y Elizondo habría que hacer un segundo PrSIS.

El ámbito territorial de incidencia del proyecto de la vía verde del Bidasoa es aún mayor, y afecta a toda la comarca. Además, con la conexión con el camino de la bahía, llega a los municipios de Hendaia (Francia) y de Hondarribia e Irun (Gipuzkoa).

Fotos

Vídeos