Brota el 'manantial de la salud'

El agua que vuelve a manar provoca la filtración de agua en las viviendas. Vecinos de la calle Autonomía denuncian que sus casas tienen humedades tras las obras realizadas en la calle de la Salud

KAREL LÓPEZ| SAN SEBASTIÁN.
Brota el 'manantial de la salud'

Cuentan los mayores de la zona y lo corroboran los libros históricos de la ciudad, que al final de la calle Autonomía, cerca del antiguo paso a nivel del tren, se encontraba la Fuente de la Salud. Hoy en día, en la plaza Easo se conserva el auténtico caño, al cual se le atribuían propiedades curativas, aunque de ese grifo ya no mana el agua de las colinas cercanas a estas calles. Pero ¿dónde acaba ahora el agua que antiguamente llegaba hasta la fuente?

Durante los últimos meses, las lluvias no han cesado y la humedad ha hecho acto de presencia en las casas de la calle Autonomía, paralela y situada unos metros más abajo de la calle de la Salud. Varios vecinos consideran que el empapamiento de las paredes de sus casas «se debe a unas obras que se realizaron en la calle de la Salud hace tres o cuatro años». Dichos trabajos, consistieron en la construcción de una pequeña rotonda en el tramo final de la calle y el acondicionamiento del pavimento y carretera. Sin embargo, los encargados del proyecto obviaron el hecho de que años atrás fluía una gran cantidad de agua de la colina cercana a las casas.

Gurutz Martínez, propietario de la librería que lleva su nombre, conoce la historia de la Fuente de la Salud e indica que «al principio, la fuente estaba donde el paso a nivel del tren. Hasta allí iba mucha gente que se reunía con la familia para merendar. Los niños pasaban horas y horas jugando en la zona e incluso la fuente servía para abastecer de agua a la gente en aquellas épocas en las que las restricciones de agua estaban a la orden del día. Venían con pucheros, marmitas... y cogían agua que llevaban a sus hogares». Pero no solo había un manantial, «incluso había un riachuelo». «Hoy no queda nada de aquello, solo la fuente original, aunque sin funcionar», comenta mientras la señala desde su propia tienda, en la plaza Easo.

En busca de una solución

Con las intensas lluvias el problema ha llegado y el agua filtra «en gran medida» en los pisos de la calle Autonomía. Los vecinos piden una solución inmediata puesto que tienen miedo de que «se caiga hasta la pared». «Llamamos al servicio de Emergencias hace un par de semanas y vinieron los bomberos y la policía. Nos dijeron que en menos de 72 horas vendría un perito y seguimos esperando», comenta Rosalina Flores, vecina de la calle desde 1972 y afectada por la humedad que ha aparecido. «Desde que se hicieron las obras, el agua filtra en las casas y las paredes humedecen, cambian de color y se hinchan».

Los vecinos no entienden por qué cuando se realizaron las obras no se hizo un aliviadero que evitara que el agua se acumule y baje hasta sus hogares. Ahora, los residentes de la zona lo reclaman. Un patio al que da la casa de Rosalina, presenta un aspecto «sucio y peligroso». «Bajo el patio se encuentra un local de la Diputación Foral y el agua les cae. Entre toda la comunidad de vecinos les hemos tenido que pagar el arreglo, pero volverá a filtrar el agua», comenta la vecina. Las humedades de las paredes de los pisos son notables, las baldosas del patio se mueven por culpa de la «enorme cantidad de agua que hay bajo ellas y el musgo que se acumula en la pared del patio es considerable y este año, a causa de las intensas lluvias, el estado es alarmante».

«En la carretera de la calle de la Salud, se puede comprobar que hay pequeños agujeros de los que sale muchísima agua, señal de que el líquido se acumula y no hay ningún aliviadero», comenta un vecino, quien no tiene claro exactamente para qué son estos agujeros, aunque sospecha que sean «para buscar piedras de cara a la posible construcción del Metro». Los residentes también critican la «pasividad» del Ayuntamiento, teniendo en cuenta que son «de las calles que más impuestos pagan por ser una zona céntrica» y también piden «que se limpie la escalera que va desde la calle Autonomía hasta la calle de la Salud porque no está en condiciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos