«He jugado mejor que en 2012 y me he vuelto a quedar en 7»

Martínez de Irujo reconoció los méritos del rival, nunca estuvo cómodo y volvió a mostrarse muy crítico con el material

E.E.BILBAO.

Juan Martínez de Irujo asumió la derrota con deportividad. Reconoció que su rival fue mejor y que la txapela tiene justo dueño. «He jugado mejor que el año pasado y me he vuelto a quedar en siete. Ha sido un partido duro y exigente. Si dejamos aparte los saques, hemos dado una media de diez pelotazos por cada tanto».

El delantero de Ibero admitió que «en determinados momentos de la final no sabía qué tenía que hacer para conseguir el tanto. Le daba altura a la pelota, pero Aimar siempre la ponía en la pared. Y para colmo de males no me salía nada a la hora de decidir».

Sincero como siempre, Irujo señaló que «me he vendido en el primer dos paredes que he hecho y a partir de ese momento se me ha encogido el hombro. Me ha entrado miedo y no he jugado cómodo».

Hubo un momento en el que los pelotazales pensaron que había partido, con el 4-3 en el luminoso, pero Olaizola II logró una tacada de ocho tantos y se acabó la igualdad. «El partido sólo lo he visto perdido con el 21-7. Tenía que hacerle catorce tantos seguidos a Aimar para empatar y eso es casi imposible. Además, me ha costado un montón hacer los tantos que he hecho. Tenía un frontis delante y otro detrás», en referencia al pelotari de Goizueta.

No se vio impotente ante la superioridad de Aimar, pero casi. «Le daba con toda mi alma con la derecha y ahí aparecía siempre Aimar para poner la pelota en el frontis. Metía cintura y él volvía a hacer buena. No he estado cómodo en ninguna fase del partido. Para ganar la txapela hay que hacer perfectas las cosas o que el rival juegue muy mal. Y yo no he hecho las cosas bien».

A su juicio, la derrota no fue culpa de un desfondamiento. «Físicamente me he encontrado bien, pero Aimar lo ha hecho todo bien y por eso se ha llevado la txapelas». Tampoco quiso excursarse en el frontón a pesar de que sea la segunda final consecutiva del Manomanista que pierde ante Olaizola II en el Bizkaia de Bilbao. «Cada uno puede sacar las conclusiones que quiera. En Bilbao he hecho buenos y malos partidos».

Rifi rafe con Errasti

Irujo se mordió la lengua cuando se le preguntó por el material. Antes de la rueda de prensa, en el pasillo de acceso a vestuarios, tuvo palabras elevadas de tono con Jokin Errasti, comentarista de la cadena Nitro, que departía con Jokin Etxaniz, director técnico de Aspe. «No he encontrado lo que quería en el cestaño. No he tenido material de mi gusto. Me he quedado en siete y no quiero que esto suene a excusa. Que hablen ellos sobre el material, llevan tres semanas haciéndolo. Han ganado la batalla y hay que felicitarles por ello».

«Cada uno tira para su lado, pero parece que ellos son los buenos -añade Irujo-. Que hable del material quien lleva tres semanas haciéndolo. Aquí vamos todos de víctimas cuando nos interesa. No me ha sorprendido el juego de Aimar porque Aimar siempre juega bien».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos