Un 'garbigune' itinerante recogerá residuos peligrosos por la comarca

Cada 15 días estacionará en una localidad del Alto Deba para alentar el tratamiento de residuos como bombillas, cedés, tóners, pilas, pinturas...

KEPA OLIDEN , DIARIOVASCO.COM
Un 'garbigune' itinerante recogerá residuos peligrosos por la comarca

Un 'garbigune' itinerante alentará la recogida selectiva de residuos urbanos peligrosos por toda la comarca visitando cada localidad del Alto Deba con una periodicidad quincenal. El remolque que hace las veces de punto móvil de recogida de residuos peligrosos se estrenó anteayer lunes en Leintz-Gatzaga, y llegará a Arrasate mañana jueves 6. Estacionará en Garibai y permanecerá de 10.00 a 21.00 horas. Durante el resto del año, acudirá quincenalmente a este punto con idéntico horario.

Los ciudadanos podrán depositar en el 'garbigune itinerante' una larga lista de residuos que por su peligrosidad exigen un tratamiento diferenciado. Se trata de bombillas, cartuchos, CD/DVD/VHS, pilas, termómetros, aceite de cocina, aceite de motor, baterías, pintura, disolventes, productos de limpieza, radiografías, fluorescentes y pequeños aparatos eléctricos y electrónicos.

Filosofía 'zero zabor'

La puesta en marcha del 'garbigune' itinerante se inscribe dentro de la filosofía 'zero zabor' (cero residuos) que propugna la Mancomunidad del Alto Deba. Para ello han adquirido esta unidad móvil que pretende ser «un paso más hacia la consecución de este objetivo», según el responsable de medio ambiente de la Mancomunidad Josu Pereda.

La mancomunidad gestiona tres 'garbigune' fijos enclavados en Ibarreta (Arrasate), San Cristóbal (Bergara) y Urrutxu (Oñati). Su emplazamiento fuera de los núcleo urbanos, y su concentración en las tres principales localidades de la comarca, obliga a los debagoiendarras a recurrir al uso del vehículo particular para depositar los residuos peligrosos. Este inconveniente ha propiciado que muchos vecinos acaben arrojando al cubo de la basura residuos que requieren una gestión diferenciada. Como señalaban desde la Mancomunidad, es relativamente común descubrir bombillas, cedés, tóners... en las bolsas de basura depositadas en el contenedor verde.

Esta constatación ha inducido a los responsables de la Mancomunidad a adquirir el 'garbigune' móvil que esta semana ha comenzado su andadura por la comarca.

El nuevo servicio se instaura bajo la premisa de brindar al ciudadano una mayor comodidad y cercanía a la hora de depositar los residuos domésticos peligrosos. A partir de ahí, «corresponde al ciudadano» hacer uso de dicho servicio. Por ello, Pereda apelaba a la «responsabilidad» de los debagoiendarras «para que depositen estos residuos en el 'garbigune' y puedan ser gestionados como corresponde».

Un operario de la Mancomunidad se ocupará de transportar el 'garbigune' móvil quincenalmente de pueblo en pueblo. Entre medio, la unidad será vaciada, limpiada y sometida a labores de mantenimiento.

Dependiendo de los resultados que arroje durante el ejercicio 2013, la Mancomunidad no descarta adquirir una segunda unidad.