El proceso participativo de Errebal tendrá un diseño del solar en octubre

Diferentes colectivos eibarreses conocieron las fases que contendrá el trabajo que comienza a acometerse en Errebal. «Trata de hacer un proyecto que cubra las necesidades sociales, bajo un acuerdo»

ALBERTO ECHALUCE , DIARIOVASCO.COM
El proceso participativo de Errebal tendrá un diseño del solar en octubre

La empresa que se encargará del proceso de participación ciudadana de Errebal tendrá definido el futuro del antiguo solar para el mes de octubre. Los integrantes de la empresa MonoDestudio, firma especializada en el diseño, gestión y planificación participativa, junto con el colectivo M-etxea que formalizarán el diseño consensuado, llevaron a cabo, ayer, la presentación pública del proceso, en presencia de colectivos, vecinos de Errebal y ciudadanos de la parte centro-baja, a la que seguirán unos primeros contactos con la red social implicada.

Los miembros de esta empresa especializada apuntaron que «entre nuestros objetivos están los de hacer la ciudad social y establecer una gestión urbana desde las necesidades», dijeron, Jordi Quiñonero, Gema Jover, de MonoDestudio, y las arquitectas Itsaso Goñi y Michela Lamedica, de M-Etxea.

En esta dirección, primeramente, van a establecer una reflexión crítica sobre el entorno urbano de Errebal, así como sobre los posibles usos y gestión del mismo. Sus fines son, igualmente, la generación de diálogos y entendimientos entre las diferentes posturas implicadas en el proceso, que lleven a soluciones de consenso.

Con los contactos que piensan mantener con la ciudadanía, van a establecer una colección de usos posibles y de las formas en que se pueden implantar para garantizar su relación con dichas necesidades sociales, además de indicar criterios de diseño que acerquen el proyecto al beneficio social.

Junto a todo ello, se pretende abrir la posibilidad de un grupo de gestión del proyecto resultante y dar herramientas para su buen su funcionamiento.

Metodología IAP

Para obtener estos resultados, la empresa encargada de desarrollar el proceso propone trabajar con la metodología conocida como IAP (investigación-acción participativa), que es una forma de reflexión crítica y de aprendizaje colectivo de una realidad concreta.

La IAP implica un doble planteamiento. En primer lugar, conocer la realidad sobre la que se pretende actuar, y en segundo, establecer propuestas de mejora y acción. En ambos casos se cuenta con la ciudadanía no como mero objeto de estudio, sino como agente activo en el proceso y en el diseño de propuestas, lo que facilita una gestión más social que técnica del proceso y lo vincula a la comunidad local.

A la hora de llevar a la práctica este proceso participativo, la empresa empleará varias técnicas. Entre ellas, estarán entrevistas y grupos de discusión para una primera toma de contacto y obtener información inicial sobre el contexto del proceso.

En fases posteriores se utilizarán técnicas de representación gráfica para el análisis del entorno urbano y otras técnicas grupales para decidir las acciones a llevar a cabo entre diversos participantes (técnicos, políticos y colectivos y ciudadanos de diferentes ámbitos: comercio, cultura, deporte...).

En varias fases

El proceso participativo se llevará a cabo en varias fases. La primera consistirá en analizar la información para poder establecer un contexto de trabajo. La segunda etapa será la de diagnóstico, donde se iniciará el trabajo con grupos y los talleres para reflexionar conjuntamente. Luego llegará el diseño.

Una vez vistos los problemas, necesidades o condicionantes, se decidirá sobre las formas en que todo ello puede solucionarse y tomar forma sobre el espacio o las formas de gestión.

Bajo el lema 'Ahora te toca' los coordinadores del proceso invitaron a «cada grupo participante (asociaciones, plataformas, ayuntamiento...) a expresar sus análisis de la situación así como sus propuestas para Errebal, porque los criterios técnicos y políticos no son suficientes».

Fotos

Vídeos