Goiburu, el mejor en la cata popular

26 productores de queso Idiazabal participaron en la feria extraordinaria. El pastor Luis Mintegi fue homenajeado por su trabajo y la quesería Goiburu recibió el primer premio de la cata popular

ELI BELAUNTZARANI DIAZABAL.
Goiburu, el mejor en la cata popular

Idiazabal reunió ayer en su plaza una buena representación de los productores de queso. Veintiséis en total de la denominación de origen que lleva el nombre de la localidad goierritarra. Además, participó un representante de la zona de Irati y otro de la denominación Cabrales.

Gran variedad de sabores, entre los que destacaban los del nuevo Idiazabal. Un queso de calidad, que todavía se mostraba «muy suave» pero que, con «un poco de tiempo, logrará un gran sabor», destacaban los entendidos, entre ellos, Eli Gorrotxategi, de la quesería Lezea, de Ilarduia. A pocos metros, Eli Arrillaga acercaba a vecinos y visitantes su queso, premiado en numerosas ocasiones. Al igual que los elaboradores de Mausitxa, de Elgoibar, y un buen número de pastores. Estos reconocían que «ahora cuesta más vender, pero ha venido mucha gente y el tiempo acompaña».

Pero los pastores son hombres y mujeres duros que conocen su oficio y hacen frente a cualquier adversidad. Tal vez por ello, Idiazabal quiso homenajear ayer a Luis Mintegi. Este idiazabaldarra de 74 años del caserío Etxeberri reconocía que seguía con su rebaño de «unas 200 ovejas» porque «me gusta. Si no fuera así no compensaría trabajar tanto y tan duro».

Entre las novedades de esta edición, cada productor tenía preparado un buen número de pinchos. La propuesta de catar por dos euros seis cuñas tuvo una buena aceptación en Idiazabal. Los visitantes recorrían los puestos en busca de un trozo del mejor queso. Ayer lo tuvieron difícil, porque en pocos metros cuadrados estaban los mejores de Euskal Herria. Según la cata popular, el queso de Goiburu fue el que más votos recibió, seguido de Albi, Anttoneko Borda, Baztarrika y Beizama.

Por otro lado, los puestos mejor decorados también recibieron su premio. Aranburu de Idiazabal logró el primer premio.

Paso de las ovejas

Como lo hicieran durante siglos, un rebaño de ovejas cruzó la calle principal de la localidad. Una estampa ya olvidada por muchos y desconocida para los más jóvenes, que despertó en los más mayores muchos recuerdos. Antes de llegar a su destino, la yegua que acompañaba al rebaño provocó un incidente que no causó daños. Asustada por el ruido de los altavoces se lanzó a la carrera, aunque lograron frenarla.

En las inmediaciones de un parque, tres jóvenes pastores demostraron su habilidad esquilando. Dos de ellos lo hicieron a la vieja usanza, con dos grandes tijeras, mientras el tercero, lo hizo con una máquina eléctrica. Los más pequeños disfrutaban al ver a las ovejas «desnudas», decían algunos entre risas.

Ioritz Imaz, alcalde de Idiazabal, se mostraba muy satisfecho por la respuesta de los cientos de visitantes que se acercaron hasta la localidad en esta 16 edición. En la que además de queso Idiazabal se pudo degustar gran cantidad de productos.

No faltaron los talos con txistorra o los excelentes pintxos de derivado de cerdo de Basatxerri. Más de uno se chupó los dedos antes de darle un trago a la fresca sidra que ayer, con el buen tiempo, sentaba mejor que nunca.

Fotos

Vídeos