El futuro de la plaza Urdanibia se va perfilando

Medio centenar de ciudadanos asistieron esta semana a la presentación del proyecto definitivo. El servicio municipal de Parques y Jardines ha realizado un estudio sobre el arbolado del entorno, cuyo resultado refleja que 20 de los 80 árboles están en un estado «preocupante»

JOANA OCHOTECO , DIARIOVASCO.COM
El futuro de la plaza Urdanibia se va perfilando

El proceso necesario para la renovación de la plaza Urdanibia sigue avanzando. Esta semana se presentó, en un acto público celebrado en el Ayuntamiento, el proyecto definitivo para este espacio. Al mismo se han incorporado «la mayoría» de las aportaciones realizadas por ciudadanos y colectivos, según afirmó el alcalde, José Antonio Santano. El primer edil dio a conocer las novedades acompañado por la delegada de Obras, Cristina Laborda, y por el encargado del servicio municipal de Parques y Jardines, Esteban Jara. Al acto asistieron medio centenar de personas.

Las aportaciones de la ciudadanía se recogieron durante la exposición del anteproyecto de remodelación de la plaza, que acogió recientemente la sala Menchu Gal. En total, un millar de personas visitaron la muestra y se recabaron casi un centenar de propuestas, «muchas de ellas referidas a los mismos temas», señaló el alcalde. Cristina Laborda explicó que «hemos incorporado al proyecto la mayoría, siempre respetando un criterio básico: la preservación de los elementos de mayor interés de la plaza, así como sus características históricas», explicó Cristina Laborda.

Respecto a la procedencia de las aportaciones al proyecto, 24 se formularon desde el grupo municipal de Bildu; otras 24 desde la AVV de la Parte Vieja y San Juan, todas ellas suscritas también desde el Foro Ciudadano, que aportó además alguna propia; y una que transmitió la asociación Irungo Euskal Kirolak.

Las sugerencias incorporadas

Entre las aportaciones que se han aceptado, se encuentra la petición de ampliar el proyecto para la plaza hacia el parque Sargia. Según se recoge en el informe sobre el proceso de participación llevado a cabo, se derribará «el tramo inicial del muro de la calle San Marcial, de forma que se produzca una mejor integración del espacio público que nos ocupa con el parque». También se eliminará el cierre-vallado entre Dolores Salís y el recinto del Antiguo Hospital.

Asimismo, se han incorporado al proyecto peticiones de planes concretos para reactivar económicamente la zona, a través del programa K-Biziak y el PERCO (Plan de Revitalización Comercial). El alcalde aseguró que comerciantes y hosteleros de la zona recibirán «una explicación detallada» de las diferentes fases de la obra, sus plazos y afecciones al entorno.

Respecto a los eventos populares que suele acoger la plaza Urdanibia (mercadillo de los sábados, feria de Santo Tomás, Euskal Jira...), el Ayuntamiento ha manifestado su compromiso «para que la afección de la obra sea la menor posible y, en su caso, facilitar una ubicación alternativa en un entorno cercano».

Entre las sugerencias que no se han admitido se halla la de habilitar un espacio cubierto en la plaza. El alcalde y la delegada de Obra explicaron que esta propuesta se contradice «con la idea de mantener el carácter histórico de la plaza». No obstante, la remodelación que se llevará a cabo no impide que esta propuesta pueda materializarse algún día; por lo que, según señaló José Antonio Santano, en el caso de que en un futuro exista «una corriente de opinión mayoritaria» a favor de instalar la cubierta, la propuesta se estudiaría. También se ha rechazado la sugerencia de habilitar un bidegorri en la plaza, aduciendo la cercanía del situado en el vial Dolores Salís.

El arbolado, a examen

En el encuentro que acogió el Ayuntamiento también se presentó el resultado de un estudio realizado al arbolado de la plaza Urdanibia, por parte del servicio municipal de Parques y Jardines. Su responsable, Esteban Jara, explicó que se realizó a los ejemplares una 'radiografía' para determinar la salud de la madera y se estableció una escala para valorar el estado de cada árbol. Una vez concluido el estudio, se determinó que 20 de los ejemplares se encuentran en una situación 'preocupante' o 'muy preocupante'. No obstante, la mayoría de los árboles (hay un total de 80 en el entorno) están sanos.

Desde el Ayuntamiento se garantizó que «en caso de tener que sustituir cualquier árbol, se colocará uno de porte suficiente». Asimismo, «se mantendrá el mismo número de árboles que el que existe en la actualidad».