La zona de la antigua papelera del Araxes ya tiene plan rehabilitador

Se reformarán y ampliarán los equipamientos industriales en desuso. Los equipamientos de la zona oeste, en la acera del barrio de Txarama, se consolidan por su interés arquitectónico

JUANMA GOÑITOLOSA.
Estas instalaciones, situadas en la parte derecha camino a Lizartza, se consolidan pero el resto se transformará en nuevos pabellones. ::                             KLISK/
Estas instalaciones, situadas en la parte derecha camino a Lizartza, se consolidan pero el resto se transformará en nuevos pabellones. :: KLISK

La zona ocupada por la desaparecida papelera Araxes, hoy degradada y abandonada, ya tiene su plan reformador. Lo promueve la empresa Solarpa, propietaria de parte del suelo del área, y ha sido redactado por la sociedad de arquitectura CB2. El proyecto se encuentra estos días en exposición pública en las oficinas municipales de urbanismo para posibles consultas y alegaciones.

El ámbito urbanístico objeto de este plan especial reformador se sitúa a orillas de la carretera N-130, al sur del núcleo urbano de Tolosa, claramente delimitado por el trazado del río Araxes y la carretera Tolosa Lizarza, en las inmediaciones del barrio de Txarama (Leaburu) y está ocupado por las instalaciones de la papelera Araxes. En el entorno existen varias edificaciones: una ermita, un edificio de oficinas, un edificio de viviendas y unos pabellones industriales en desuso.

La esencia del proyecto es consolidar las edificaciones existentes a mano derecha si vamos de Tolosa a Lizartza, mientras que en la parte izquierda se establece un desarrollo terciario creando pabellos industriales a patir de los actualmente abandonados.

El objeto de esta iniciativa es la redacción del Plan Especial de Ordenación Urbana, que permita el desarrollo urbanístico del ámbito urbanístico de la papelera Araxes. En este sentido, el documento que está a exposición pública procede a desarrollar las determinaciones, que para este ámbito plantea el Plan General de Tolosa.

Dos partes diferentes

El plan rehabilitador prevé la ampliación en la construcción de los pabellones industriales en la zona Este, con un índice de edificabilidad máxima, de 1,04 m²(t)/ m², sobre parcela privada aportada. Mientras tanto, la zona Oeste, junto a Txarama, se consolida con su edificación actual, con una clasificación de suelo urbano consolidado. Con este planteamiento se consigue consolidar su realidad, actual, industrial, en los términos que ya se establecían en las antiguas Normas Subsidiarias, complementada con la consecución de una reurbanización del entorno, con la ejecución de un bidegorri a lo largo del corredor del río Araxes.

El motivo de preservar y no derribar las edificaciones emplazadas en la zona Oeste del ámbito se debe a que están incluidas dentro del Catálogo de Bienes Inmuebles propuestos para declarar como monumentos/conjuntos monumentales de la Comunidad Autónoma del País Vasco, por lo que las posibles actuaciones sobre ellos estarán regidas por los criterios establecidos por el organismo competente.

En este Plan Especial se ordenan 270 plazas de aparcamiento. La red viaria rodada se desarrolla a lo largo de la carretera nacional N-130, existente. Dicha vía abastece, en este momento, a los pabellones situados en sus bordes. Se pretende con esta actuación, mejorar las condiciones de acceso, a los pabellones existentes en la zona Oeste, y a los de la zona Este, con la creación de una rotonda en la zona Sur Oeste, que servirá de elemento disuasorio, en cuanto a la velocidad de los vehículos, a la vez, que organizará las entradas a los pabellones consolidados de la zona Oeste y a los existentes y sus ampliaciones de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos