El esloveno Spilak culmina una larga escapada en Lizarra

Abandonó la compañía de sus compañeros de fuga y se presentó en solitario en la Basílica de Puy, por delante Antón

DVSAN SEBASTIÁN.
Simon Spilak ganó con autoridad el Premio Miguel Indurain. ::
                             EFE/
Simon Spilak ganó con autoridad el Premio Miguel Indurain. :: EFE

El esloveno Simon Spilak, corredor del Katusha de 26 años, consiguió la victoria en solitario en el Gran Premio Miguel Indurain , con minuto y medio de ventaja sobre Igor Antón (Euskaltel).

El tercer puesto en el podio fue para el estadounidense Peter Stetina (Garmin), que precedió en la meta a uno de los grandes favoritos, Alejandro Valverde (Movistar).

La carrera, única de categoría profesional que se disputa en Navarra, partió de la Plaza de los Fueros de Estella y acabó en el alto de la Basílica de El Puy al término de un trayecto de 181,3 kilómetros.

Spilak coronó en la línea de meta una escapada de doce corredores que se formó en los 30 primeros kilómetros y que llegó a tener una ventaja superior a los ocho minutos. Un tiempo que luego resultó insalvable para todos los equipos que tenían aspiraciones de conseguir el triunfo, entre ellos Euskaltel, que metió en la fuga a Mikel Landa.

Con lluvia intermitente, la fuga se fracturó y en el kilómetros 112 Spilak atacaba para formar un trío delantero con Beñat Intxausti y el australiano Rohan Denis, que coronaron el alto de Girgillano, a 53 kilómetros de la meta con 6:40 de ventaja sobre el gran grupo, un margen suficiente para llegar a la meta.

En la subida a Lezaun, Spilak volvió a atacar y esta vez se quedó solo en cabeza. Sus compañeros de fuga desistieron y por detrás, los esfuerzos de Antón y Stetina por alcanzarlo no dieron fruto.

Beñat Inxausti, que finalmente pagó el esfuerzo que realizó, fue uno de los grandes protagonistas de la prueba. Demostró que se encuentra muy fuerte para la Vuelta al País Vasco: «Spilak estaba muy, muy fuerte. Hemos intentado aguantar su rueda pero ha sido imposible. Ha hecho una verdadera exhibición y sólo queda darle la enhorabuena».

Explicaba el corredor de Movistar que «al principio hemos pillado al pelotón por sorpresa y cuando han querido reaccionar se ha visto que él tenía su día y le han recortado muy poco tiempo. Me encuentro en muy buena condición y espero demostrarlo en la Vuelta al País Vasco».

Su compañero Valverde, que hoy correrá la Vuelta a La Rioja, sólo pudo ser cuarto en una carrera en la que Movistar tenía muchas ilusiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos