Un proyecto que condiciona el resto del presupuesto

El desarrollo del ámbito Porcelanas Bidasoa está llamado a generar importantes ingresos en 2013 pero aún no están cobrados y el PP advierte sobre el riesgo derivado

IÑIGO MORONDO , DIARIOVASCO.COMIRUN.
Un proyecto que condiciona el resto del presupuesto

El presupuesto municipal de 2013 es un presupuesto atípico. Lo es por muchos motivos, pero, sobre todo, porque como decía ayer la portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Irun, Juana de Bengoechea, «es más una presuposición que nunca».

Hay desconfianza sobre los ingresos, tanta que el Ayuntamiento se reserva 2,3 millones en una partida denominada amortización voluntaria de deuda que sólo se ejecutaría a 31 de diciembre. Y aún hay que sumar la liquidación de 2012, que se estima que dejará casi dos millones más. Así, si los ingresos se confirman, habría capacidad de trasladar más de 4 millones a inversiones reales; si no, ése será el colchón.

La cuestión clave es por qué hace falta una reserva financiera de ese volumen. El PP quiso arrojar ayer algo de luz sobre el asunto. Porque no es cuestión sólo de que la Diputación haya acertado en su previsión de ingresos por impuestos, cuya desviación ha dado más de un susto en los últimos ejercicios a los ayuntamientos guipuzcoanos. En este caso, Irun añade su propio condicionante en el apartado de los ingresos, un proyecto que es, al mismo tiempo, una gran oportunidad y la mayor incertidumbre del presupuesto local.

Más de 5 millones en el alero

Bengoechea explicó ayer que el Ayuntamiento ha vendido las dos parcelas que le correspondían en el ámbito Porcelanas Bidasoa «y va a cobrar casi cuatro millones de euros, pero aún no los ha ingresado. En las condiciones está que esas parcelas se construirán con el ámbito urbanizado», es decir, aceras, viales, infraestructuras... con todo eso ya ejecutado.

Esa tarea correspondería a la promotora Elizatxo, pero no parece que tenga capacidad económica para lanzar el proyecto, así que para no frenar el desarrollo del ámbito y poder ejecutar el cobro por las parcelas, el Ayuntamiento asume la tarea, en torno al millón y medio de euros, con la confianza de que se la cobrará a la inmobiliaria durante este mismo 2013.

En resumen. Del feliz desarrollo del ámbito de Porcelanas penden más de cinco millones de euros de ingresos contemplados en el presupuesto, lo que ha permitido afrontar el diseño de las cuentas municipales con más margen, pero que, al mismo tiempo, obligan a una precaución extrema al configurar la columna de gastos. «En ejercicios anteriores, ingresos que no están asegurados al 100% como éstos no se hubieran incluido», explicaba ayer Juana de Bengoechea. «Pero la nueva ley dice que los ingresos extraordinarios, es decir, los que no estaban previstos, hay que dedicarlos a la quita de deuda. Y eso no es lo que Irun necesita, porque no tiene problemas de deuda».

Lo que sí quiso dejar claro la portavoz popular es que «si el Ayuntamiento tiene disponibilidad económica no es porque a sus ciudadanos les vaya bien y tenga dinero por los impuestos que éstos pagan. Los ciudadanos pasan malos momentos, esa es la realidad, y los ingresos llegan por operaciones comerciales. En esta situación, sería ofensivo presumir», valoraba la edil.