La Kammerphilarmonia llevará al Victoria Eugenia a Mozart y Beethoven

La orquesta de cámara ofrecerá dos conciertos: el próximo jueves, con el pianista Olivier Chauzu, y el 11 de mayo junto al coro Kup Taldea

ENRIQUE MINGOSAN SEBASTIÁN.
La Kammerphilarmonia llevará al Victoria Eugenia a Mozart y Beethoven

Mozart y Beethoven son los compositores en los que la orquesta de cámara Kammerphilarmonia del País Vasco ha basado el repertorio que llevará, en dos conciertos diferentes, al teatro donostiarra Victoria Eugenia. La primera actuación será el próximo jueves, cuando la orquesta, acompañada por el pianista francés Olivier Chauzu, interpretará el 'Concierto en re menor K 466' de Mozart así como la '1ª Sinfonía en Do M Op 21' de Beethoven. Además, el día 11 de mayo, la Kammerphilarmonia, acompañada por el coro Kup Taldea y las voces solistas de la soprano Miren Urbieta, la contralto Marta Velazco, el tenor Jon Etxabe y el bajo Mikel Zabala, interpretará el 'Requiem en Re m KV, Ave Verum Corpus' de Mozart. Sendos conciertos serán a las 20 horas y la entrada tendrá un precio de 18 euros.

El director de la Kammerphilarmonia, el violonchellista argentino Riccardo Sciammarella -Catedrático de Música de Cámara en Musikene- agradeció tanto a Donostia Kultura como al teatro Victoria Eugenia «el apoyo inestimable» para que los conciertos hayan podido programarse «en estos momentos en los que cualquier intento de construir algo se ve abocado al absoluto fracaso», subrayó.

Sciammarella hizo un breve repaso de la historia de la Kammerphilarmonia, una orquesta de cámara que nació en 2010 y donde todo es autogestionado, «todo es a pulmón», aseguró. «El origen fue la consecuencia de una propuesta que realicé a algunos colegas de la Orquesta de Euskadi, a profesores y ex alumnos de Musikene y también a miembros de la Orquesta de Bilbao. Entre todos fuimos creando este proyecto y dándole forma», comentó el director de la Kammerphilarmonia, que lleva más de veinte años en el País Vasco. «La idea ha sido aglutinar a las fuerzas musicales que hay en funcionamiento en Euskadi».

En cuanto a la formación de la orquesta, su director explicó que «el grupo es variable», dependiendo del tipo de obras que aborden en su programa. «Va de los dieciséis músicos para hacer por ejemplo un 'Brandenburgues' de Bach, a los treinta para interpretar una sinfonía de Mozart o, como en este caso, la '1ª Sinfonía' de Beethoven».

Los criterios que manejan a la hora de elegir los programas musicales a interpretar «van desde el barroco tardío hasta el primer clasicismo, y de ahí no pasamos», aseguró Sciammarella. «Tratamos de mantener unos criterios de tipo estilístico modernos, de manera que no entremos en conflicto con nadie», señaló el director, quien confirmó que, para este verano, el programa que ofertarán estará basado en Bach.

Sufragar la producción

«Nadie nos paga nada y todo lo que recaudamos es para sufragar la producción», comentó Sciammarella, quien, preguntado por cómo afecta la crisis a un proyecto como el de esta orquesta, contestó irónicamente: «Yo soy porteño (argentino) y sé lo que son las crisis». Quizá por ello el músico se muestra «convencido» de que estas son las ocasiones «en las que hay que sacar a fuera toda nuestra creatividad y fuerza vital para tratar de paliar esta situación, al menos en lo que son nuestras convicciones como seres humanos».

Este tipo de argumentos son los que también motivaron al francés Olivier Chauzu a asumir el protagonismo, como pianista solista, en el concierto que llevarán a cabo el próximo jueves. «Elegimos este concierto de Mozart, que intepreté hace once años y no he vuelto a tocar, porque creo que es un concierto maravilloso en el que redunda el drama y la tragedia», comentó el pianista francés a la vez que aseguraba guardar «un mal sabor de boca» de aquel concierto porque pensaba que no le había conseguido sacar «todas las posibilidades» interpretativas que tiene.

Por su parte, el miembro de Kup Taldea Nejc Rudel aseguraba que cantar una obra «tan magnífica» como el 'Requiem en Re m KV, Ave Verum Corpus' de Mozart, era para cada miembro de la coral «un reto y una satisfacción personal». En dicho concierto, junto a la Kammerphilarmonia el 11 de mayo, destacarán las voces solistas de los exmiembros de Kup Taldea la soprano Miren Urbieta, la contralto Marta Velazco, el tenor Jon Etxabe y el bajo Mikel Zabala. «Es una alegría enorme volver a reunirnos con ellos en este repertorio», aseguró Rudel.

Jueves 14 de febrero:

11 de mayo:

Dónde:

Precios: