Las empresas de inserción levantan la persiana en Ficoba

Doscientas firmas participan en la feria Inserciona inaugurada ayer. El encuentro tiene el doble objetivo de dar a conocer este tipo de empresas y tejer redes comerciales

MARÍA JOSÉ ATIENZA , DIARIOVASCO.COM
Las empresas de inserción levantan la persiana en Ficoba

La segunda edición de Inserciona, la feria dedicada a las empresas de inserción y entidades colaboradoras, abrió ayer sus puertas en Ficoba. Doscientas empresas de distintas comunidades autónomas muestran su actividad en los expositores que llenan los pabellones 1 y 2 del recinto ferial. Sectores como el textil, la construcción, la gestión de residuos, la hostelería y el turismo, la jardinería, el comercio, la papelería, las artes gráficas y los servicios sociales están representandos en este encuentro bienal.

En su primer día (la feria continúa hoy), Inserciona vivió una jornada de actividad intensa. Al acto inaugural asistieron el director general de Economía Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Miguel Ángel García Martínez; la directora general para la Familia e Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Salomé Adroher; el director general de Lanbide, Adolfo Alustiza; y el alcalde de Irun, José Antonio Santano. Además, estuvieron presentes Nieves Ramos, presidenta de la Federación de Asociaciones Empresariales de Empresas de Inserción y Jon Igartua, presidente de la Asociación de Empresas de Inserción del País Vasco-Gizatea, entidades organizadoras de Inserciona, junto con Lanbide.

El objetivo principal de esta feria, es «dar a conocer las empresas de inserción», explicaba el gerente de Gizatea, Carlos Askunze. «Operamos en el mercado en las mismas condiciones de competitividad que cualquier otra, solo que nuestro objetivo principal es la inserción sociolaboral de personas con especiales dificultades de acceso al empleo. Estamos hablando de población que ha sido perceptora de RGI, de personas que proceden de centros de deshabituación, de instituciones penitenciarias; de desempleados con un plus de dificultad».

El segundo objetivo de Inserciona es el comercial. «Somos empresas que queremos crecer. Nos planteamos un trabajo de intercooperación dentro del sector y nos proponemos intercooperar con instituciones públicas y empresas privadas», añade Askunze .

L a primera edición de Inserciona se celebró en Barcelona y para esta segunda se ha elegido como sede Irun. «Ficoba nos pareció un espacio acogedor e interesante, también por su carácter transfronterizo, porque han venido algunos compañeros de la Red Europea de Empresas de Inserción», comentaba el gerente de Gizatea.

Las empresas de inserción están aguantando la crisis económica, «de forma diferente, según los territorios. Hemos crecido en empleo de personas con más dificultades y en facturación, aunque tenemos problemas económicos. La idea de que el trabajo está sobreprotegido en una empresa de inserción es equiviocada», aseguraba Askunze. «Si una empresa de inserción se crea, es porque cuenta con un plan de viabilidad y si desaparece, es porque no tiene mercado».