UGT pide el apoyo de la Diputación para garantizar un nuevo convenio de residencias

DVSAN SEBASTIÁN.

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT-Euskadi pidió ayer al diputado de Bienestar Social de Gipuzkoa, Ander Rodríguez, su «apoyo y colaboración» para evitar que el Convenio provincial de Residencias de Mayores desaparezca. La central advirtió de que si no se logra un acuerdo antes del próximo 8 de julio este convenio que afecta a cerca de 4.000 trabajadores, en su mayoría mujeres, «corre el riesgo de desaparecer».

Y es que después de la última reunión mantenida el martes entre los sindicatos -ELA, LAB, UGT y CC OO- y las patronales Adegi y Lares, donde éstas últimas propusieron el mantenimiento del convenio actual, las negociaciones han quedado suspendidas hasta el próximo 16 de abril «salvo que alguna de las partes quiera introducir alguna novedad».

UGT destaca que la desaparición del convenio «supondría una gran catástrofe para los trabajadores del sector ya que pasarían a tener como referencia el convenio estatal, cobrando unos 400 euros menos y con un incremento de jornada de unas 200 horas anuales». A su juicio, «la llave para salvar uno de los principales escollos de esta negociación está en manos la Diputación, en concreto en la aportación económica que esté dispuesta a conceder a las empresas».

Finalmente, abogó por la unidad sindical para «firmar un convenio provincial que garantice unos mínimos», al tiempo que no se ha mostrado partidario de convocar «medidas de presión como huelgas», al considerar que primero es necesario «agotar la vía de la negociación».

Por su parte, ELA y LAB analizrán hoy la situación y podrían dar a conocer un calendario de movilizaciones en el sector.