Finaliza la obra del Centro de Tecnificación de Tenis de Mesa

A comienzos de 2013 se contratará el mobiliario y el resto de equipamiento para que pueda empezar a utilizarse a partir de la temporada próxima

IÑIGO MORONDOIRUN.
Cancha de lujo. Los años de precariedad en distintas instalaciones que ha sufrido Leka Enea Tenis de Mesa se compensarán en parte cuando puedan utlizar el nuevo Centro de Tecnificación. ::                             F. DE LA HERA/
Cancha de lujo. Los años de precariedad en distintas instalaciones que ha sufrido Leka Enea Tenis de Mesa se compensarán en parte cuando puedan utlizar el nuevo Centro de Tecnificación. :: F. DE LA HERA

La obra de construcción del Centro de Tecnificación de Tenis de Mesa está prácticamente finalizada. El nuevo pabellón, ubicado en el callejón de Olaketa, contaba con un presupuesto de 1,2 millones de euros que han aportado, a partes iguales, Ayuntamiento de Irun y Diputación Foral de Gipuzkoa. Una vez concluida esta fase de obra, el Ayuntamiento prevé contratar a comienzos del próximo año, y con cargo a los presupuestos de 2013, el equipamiento y el mobiliario del interior del edificio. El objetivo es que pueda empezar a utilizarse en la temporada 2013-2014, aunque el alcalde, José Antonio Santano, que se acercó ayer al pabellón con la delegada de Obras, Cristina Laborda, y varios técnicos municipales, no descartaba que pueda abrirse al uso «antes del verano próximo».

Antes, el Ayuntamiento habrá de resolver también el modelo de gestión y explotación de la instalación, aunque todo apunta a que el Leka Enea Tenis de Mesa, único club de la ciudad en esta disciplina y que cuenta con representación en la élite estatal tanto en categoría masculina como femenina, será quien asuma la tarea. Ayer, el presidente del club, Josema Zuazua, con varios de los palistas de primer nivel, se acercó también a la visita. «Ahora mismo existe un centro de tecnificación en Córdoba, otro en Madrid y este será el tercero. Nos gustaría que además de resultar un elemento para atraer a chicos y chicas de la comarca a este deporte, fuera también un referente para toda la zona norte. Incluso para el sur de Francia, desde donde ya se están poniendo en contacto con nosotros para informarse sobre la marcha del proyecto», comentaba.

Entrenar y competir

El edificio está dividido en dos plantas y ambas tienen como referencia un espacio central diáfano de gran altura. La planta primera destinará ese espacio a las mesas de entrenamiento mientras que será el de la planta segunda el que acoja las competiciones oficiales.

Actualmente, al edificio solo cabe el acceso por la planta primera, desde el callejón de Olaketa. Sin embargo, ésta se plantea como la entrada de jugadores. La puerta principal para público, así como la que dará servicio a la cafetería que podría acoger la instalación, será por la segunda planta, desde el parque Gain gainean. De momento, ese acceso no está habilitado, ya que requerirá de un relleno y de una urbanización mínima que llegará en una nueva fase de obra del proyecto Gain gainean. Y mientras tanto, será el acceso inferior el que sirva para todos los usos.

La conexión entre plantas puede realizarse por ascensor o escalera y tanto la primera como la segunda cuentan con espacios auxiliares cuyo uso no está establecido aún (dependerá de los gestores del pabellón) que se diseñaron con la idea de servir como despachos, botiquín, zona de masaje, almacén... Además la planta segunda reserva otros dos espacios extra. Uno de ellos, junto al ventanal principal del edificio, será el que acoja una pequeña grada desde la que se puedan seguir las competiciones. La otra es la que, previsiblemente, podría acoger una cafetería o similar y que podría, además, aprovechar el espacio futuro que se abrirá en el exterior a cota de Gain gainean.

Todo el edificio ha sido diseñado para no perder temperatura ya que, de otra manera, por los techos altos y los espacios diáfanos, sería difícilmente climatizable.