Cruzado insiste a la Diputación para que avance en la Residencia de mayores de Arbes

M.A.I.IRUN.

La concejal irundarra y juntera en Gipuzkoa por el PSE, Maite Cruzado, ha mostrado su decepción ante las declaraciones del diputado de política social, Ander Rodríguez, que en una comparecencia antes las Juntas Generales de Gipuzkoa «ha reconocido, no ha dado pasos para impulso de la residencia de Arbes», criticaba Cruzado, «con el argumento de que con 100.000 euros no se puede poner en marcha una residencia». La cifra de 100.000 euros fue lo presupuestado para esta residencia para mayores en los Presupuestos Generales de Gipuzkoa.

Cruzado ha recordado que el grupo juntero socialista en el proyecto de Presupuesto foral presentaron una enmienda para la residencia de Arbes con una partida de 200.000 euros que tanto Bildu, grupo que sustenta a la Diputación, como el PNV frustró.

Cruzado señaló que «hay dinero, poco, pero suficiente cuando hay voluntad política para impulsar el proyecto tan necesario. Hay un presupuesto de 100.000 euros, pero no se da ningún paso y el dinero se queda en la bolsa. Aunque una residencia como la de Arbes puede oscilar «entre los 18 y 19 millones de euros», según la propia juntera socialista; «hay iniciativas privadas interesadas en gestionarla. Por eso es incomprensible la nula implicación de la Diputación Foral». Según Cruzado, «con un desembolso de 3 millones de euros» el gobierno foral «podría comenzar a dar los primeros pasos. Una empresa privada tendría la concesión y por lo tanto, se encargaría de la construcción y su coste. Los 3 millones de euros se podrían abonar en dos años y, además, se repercutiría en los precios de la concertación de plazas».

Y Ama Shantalen

Por todo lo expuesto, Cruzado emplazaba a los responsables forales a colaborar «con el Ayuntamiento de Irun para que durante este mandato esta residencia se convierta un hecho ya que es una reivindicación urgente».

Además, instó a Ander Rodríguez a que resuelva «la competencia de la residencia de mayores Ama Shantalen, que todavía no ha asumido. Cada año, la ciudad de Irun tiene que aportar 500.000 euros del presupuesto municipal porque según alega el diputado de política social, Ander Rodríguez, el ente foral no tiene disponibilidad presupuestaria. ¿La ciudad de Irun sí?», se preguntaba Cruzado.