Ramón Gómez Ugalde (PP) amaga con una moción de censura

El portavoz popular argumenta que «la situación es insostenible», pero se queda sin apoyos

A. VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN.
Ramón Gómez, a la derecha, junto a Iñigo Arkauz, tras presentar la moción de censura. ::
                             UNANUE/
Ramón Gómez, a la derecha, junto a Iñigo Arkauz, tras presentar la moción de censura. :: UNANUE

«Los seis concejales del PP de este Ayuntamiento firmamos y presentamos una moción de censura contra el alcalde Juan Karlos Izagirre. Consideramos que la situación que vive la ciudad es insostenible y nos jugamos el futuro de los donostiarras si todo sigue como hasta ahora».

El portavoz del PP, Ramón Gómez Ugalde, protagonizaba la sorpresa de la jornada en el último turno que le correspondía según el orden del día del Pleno del Estado de la Ciudad.

Esgrimió el papel desde su escaño y, después, se dirigió a la mesa en la que se sientan el Secretario General y sus asesores, para dejar el papel a su disposición. Así, se supone, constará en acta la petición de los populares, formulada además por escrito.

El PSE ya había agotado su turno, (es el principal partido de la oposición), por lo que el PNV, el último en cuanto a votos, era el único que podía responder a la propuesta de Gómez Ugalde. Porque aunque Bildu cierra los turnos como formación en el gobierno, el resto de los grupos interviene de mayor a menor, por este orden, PSE, PP y PNV.

Otro cartucho

Y el portavoz jeltzale, Eneko Goia, fue rotundo. Para empezar, y pese a que él mismo fue duro con la gestión de Izagirre y de Bildu en la ciudad, argumentó su negativa al considerar que la iniciativa del PP respondía solo a una estrategia electoral en plena campaña y que ni tan siquiera merecía la pena entrar en una discusión sobre ella.

«Para empezar, no planteaun punto imprescindible en una moción de censura como es el candidato alternativo a la persona a la que se quiere retirar del cargo. Esto no nos parece serio y, por supuesto, no vamos a apoyar la moción».

Goia hizo otra declaración, esta vez más críptica y dirigida a Gómez Ugalde: «Por mucho que estemos en campaña electoral, no queme ahora un cartucho que puede hacerle falta más tarde».

Catorce firmas

No cabía contestación a las palabras del jeltzale por parte de los populares, los socialistas habían agotado el turno y tampoco el alcalde Juan Karlos Izagirre, que fue quien cerró la sesión, se pronunció sobre la moción, que tenía más de efectista que de efectivo.

Para empezar porque el escrito no sólo no contaba con un nombre alternativo para ocupar la alcaldía tal y como recalcó Goia. Es que para que una moción de censura sea oficial es necesario que esté firmada por la mayoría absoluta de la Corporación, es decir, por catorce concejales. Solo seis, los que pertenecen al PP, rubricaban la petición. Si el PSE (7 ediles) hubiera apoyado la iniciativa tampoco hubiera prosperado.

Para Gómez Ugalde, sin embargo, lo importante era dar un paso que permitiera que la oposición se posicionara y que más allá de la crítica y el suspenso a Izagirre y su equipo diera pasos o demostrara que quiere darlos. «He querido mostrar nuestra voluntad de cambiar una situación que está perjudicando de forma muy seria a nuestra ciudad», argumentaba el portavoz del PP, ya en los pasillos.

Su voluntad era, una vez dado este paso, pactar entre los grupos de la oposición el nombre del candidato, y formalizar la petición con los catorce nombres que hacen falta para respaldar la moción de censura.

Para todos

En estos momentos, Bildu cuenta con ocho ediles, el PSE con siete y PP y PNV con seis respectivamente. Izagirre salió elegido en una segunda vuelta ya que, al no contar con mayoría absoluta, el alcalde es la persona que cuenta con más votos populares en las elecciones.

Izagirre cerró el debate sobre el Estado de la Ciudad haciendo hincapié en que tiene la mano tendida hacia otros grupos y que gobierna para toda la ciudadanía. Había sido una de las críticas más repetidas esa de «usted solo piensa en las 21.750 personas que le votaron y no en los 182.000 donostiarras que vivimos aquí».

Fotos

Vídeos