Un día en la vida de Ángela

Cumplió ayer en Donostia 106 años rodeada por sus sobrinos. Nació en 1906 en Sanchonuño y es una de las personas más longevas del País Vasco

JAVIER GUILLENEASAN SEBASTIÁN.
Ángela Álvarez sopla las velas de la tarta junto a sus sobrinos. ::                             MIKEL FRAILE/
Ángela Álvarez sopla las velas de la tarta junto a sus sobrinos. :: MIKEL FRAILE

Como todos los días, Ángela se ha levantado de la cama y se ha sentado en el sofá para ver la televisión. Y también como todos los días ha comido verdura y fruta. A veces recuerda a su abuela Isidra, la persona que le crió y que murió con 99 años. Cuando lo hace, se echa a llorar, dice «abuelita» y repite: «todos se han ido, qué hago yo aquí». Desde hace algunos años ya no camina como lo hizo antes, pero pocos en este mundo han llegado tan lejos como ella.

Ángela Álvarez cumplió ayer 106 años rodeada por los familiares a los que comenzó a cuidar cuando viajó a San Sebastián desde la localidad segoviana de Sanchonuño. Llegó hace 52 años a Gipuzkoa con su marido, Maximiliano, que falleció hace tiempo, y desde entonces vive con su sobrina María Jesús. Ha llevado una vida tranquila que comenzó a debilitarse cuando la operaron de la cadera a los 102 años.

Kiosko y mas La información completa en El Diario Vasco y en Kiosko y más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos