Jeltzales y populares matizan que ningún político cobrará la extra

El turno de ruegos y preguntas fue el único momento del Pleno en el que se generó algo de debate entre los grupos

J.O.IRUN.

Los portavoces de EAJ-PNV y PP, Xabier Iridoy y Juana de Bengoechea, quisieron matizar durante el Pleno de ayer que ningún político cobrará la paga extra de Navidad. De Bengoechea recordó que «en verano, el Gobierno municipal anunció que renunciaba a la paga extra de diciembre. Es que no puede ser de otra manera: ninguna de las personas que estamos liberadas en este pleno podríamos cobrarla», afirmó la portavoz popular. «Pero si el Gobierno y los servicios municipales entienden que hay que hacer una renuncia expresa, quiero que quede constancia de que, por supuesto, renunciaremos por escrito a la paga extra. Lo que sería absolutamente impensable es que, siendo personal de este Ayuntamiento, los políticos pudieran cobrar la paga extra y los trabajadores no».

Xabier Iridoy coincidió en que «también a nosotros, ni se nos ha pasado por la cabeza que, si los trabajadores del Ayuntamiento no cobran la paga extra, nosotros sí lo hagamos», afirmó en euskera.

El alcalde, José Antonio Santano, señaló respecto a este tema que «entendimos que era necesario hacer esa renuncia pública, elementos jurídicos a parte, porque no creemos que todo esté sobreentendido: la gente tiene dudas, y la mejor manera de despejarlas es dar nuestra opinión y decir qué vamos a hacer».

«¿No hay nada que discutir?»

El turno de ruegos y preguntas del Pleno de ayer fue, de hecho, el único momento de la sesión en el que se generó cierto debate entre los grupos políticos. Precisamente, a este respecto se pronunció Jokin Melida, concejal de Bildu: «¿Cómo es posible que en una ciudad como Irun no haya nada más importante que los puntos que hemos debatido hoy?», preguntó en euskera. «Después de dos meses sin sesiones plenarias, ¿no hay nada que discutir, nada que decidir? Queremos pedir que el Pleno sea un lugar de debate y de toma de decisiones».

Miguel Ángel Páez, teniente de alcalde, respondió a Melida que «creemos que efectivamente los problemas que existen en la calle tienen que tener reflejo en las instituciones. Y eso mismo es lo que insistentemente estamos pidiendo al gobierno de la Diputación, que reiteradamente creo que elude sus responsabilidades en cuantas preguntas le hemos hecho llegar desde este Gobierno municipal. Si esa disposición de Bildu de Irun es reflejo del resto de posturas que este mismo grupo político esté dispuesto a llevar al resto de instituciones guipuzcoanas, desde luego compartimos plenamente esa disposición al debate».