El Ayuntamiento califica de inciertas algunas afirmaciones de los trabajadores del Conservatorio

El Consistorio, que creó el centro sin ser competencia suya, lo sigue considerando «objetivo prioritario»

M. A. I.IRUN.

El Ayuntamiento de Irun respondió ayer a la nota emitida el pasado lunes por la Asamblea de Trabajadores del Conservatorio Municipal de Irun para aclarar «algunas de las cuestiones que en ella se denunciaban y que no responden a la verdad».

Desde el Ayuntamiento señalan que, para empezar «no es cierto» que haya sido el equipo de Gobierno el que ha tomado la decisión de aplicar unas nuevas tasas al servicio de Conservatorio y Escuela de Música. «Fue el Pleno de la Corporación Municipal de este Ayuntamiento quien el pasado 25 de julio, con una mayoría de los votos (19 de 25) daba el visto buena a las nuevas tasas y bonificaciones para algunos servicios municipales, entre las que se encontraban las del Conservatorio irunés».

El espíritu de las nuevas tasas, aplicado también al Conservatorio, era el de «reducir el diferencial entre lo que cuestan determinados servicios y lo que se paga por ellos. En el caso del Conservatorio irunés, estamos hablando de un costo, en el pasado 2011, de 1.547.707 de euros, del que las tasas han cubierto 326.926, el resto, 1.220.781 se cubre con gasto público. Es decir el dinero que los alumnos pagan supone el 21,12% del gasto real del servicio. Con la subida propuesta del 10% (15% en el Caso de la Escuela) para este curso se espera ir acercándonos al 25%».

Subida de precios

El Ayuntamiento reconoce que la subida de tasas «se ha conocido tarde y algunos padres lamentan no haber sabido los precios de este año, antes de haber realizado la prematrícula». A aquéllos que con las tarifas actuales decidan dejar el Conservatorio, «se les abonará lo adelantado».

También se reconoce desde el Ayuntamiento que algunas situaciones familiares muy concretas, con tres hijos o más matriculados en el centro, «han visto incrementarse excesivamente la cuota anual y se está actualmente trabajando para intentar resolver esos casos puntuales».

El Conservatorio Municipal «ha sido un objetivo prioritario para este Ayuntamiento», añaden desde el Consistorio. El centro ha celebrado este año su 25 aniversario, «entre otras cosas, porque el Ayuntamiento de Irun, sin ser una competencia suya, optó por su creación y mantenimiento, consciente de la importancia de la educación musical y poniendo los medios materiales y humanos para ello: por eso se invirtió más de 2.000.000 de euros en la renovación del nuevo edificio y se ha apoyado siempre al equipo docente y directivo del centro con el que ha compartido sus objetivos y al que ha felicitado por sus logros académicos y de excelencia».

Las medidas de reducción, salarial, recortes o supresiones de paga extra «nada tienen que ver con que este espíritu de apoyo a la labor del Conservatorio haya variado y son consecuencia del Real Decreto Ley que afecta a todo el conjunto de la administración pública. Nosotros no compartimos estas medidas pero nos toca gestionarlas y cumplir la Ley», continúa señalando la nota del Ayuntamiento.

Por último, el Consistorio quiere dejar claro que «no es cierto que se haya decidido la impartición de los mínimos curriculares, ni mucho menos la reducción paulatina y sistemática de las jornadas laborales de una cantidad importante de profesores del centro hasta llegar al despido».

Por el contrario, el Ayuntamiento «sigue apostando y valorando la calidad y el trabajo de alumnos y profesores del Conservatorio Municipal y la Escuela de Música y confía en que en este curso, como en los anteriores, las noticias musicales sean buenas y brillantes».