«Se calcula que el diez por ciento de las plantas son medicinales»

Fermín Goenaga impartirá un cursillo sobre el tema en Zelai Arizti. «Si tenemos suerte con la climatología las clases las daremos de forma práctica en el exterior», adelanta

Goenaga. Con una de las fichas que colocó en diferentes zonas de la comarca. ::                             ARESTI/
Goenaga. Con una de las fichas que colocó en diferentes zonas de la comarca. :: ARESTI

«Se calcula que el diez por ciento de las plantas son medicinales», sostiene Fermín Goenaga. El zumarragarra impartirá un cursillo sobre el tema en la casa de cultura Zelai Arizti. «Si tenemos suerte con la climatología las clases las daremos de forma práctica en el exterior», adelanta.

Goenaga habla con familiaridad del diente de león, el llantén, el hipérico, el tusílago o la pasionaria. Es autodidacta en el tema de las plantas medicinales. «Me ha gustado siempre, pero empecé a dedicarme a ello con más profundidad cuando me quedé viudo, hace quince años. Me he ido preparando, preguntando, leyendo, informándome... Tengo libros de Francia, Italia, Colombia, Cuba...», sostiene.

Quienes tomen parte en el cursillo, que se impartirá los martes (18.30-20.30 horas) desde el próximo día 25 hasta finales de noviembre, tendrán oportunidad de «conocer» las plantas, «tocarlas» e incluso «probarlas». «Todas las clases arrancarán con un 'cóctel de la madre naturaleza', esto es, una infusión. Los alumnos la probarán, sin azúcar, a ver si son capaces de reconocer de qué planta está hecha. Asimismo, llevaré hojas de esa especie para que las vean, las palpen... Las plantas se conocen por la vista, el tacto, el gusto, el olfato...», sostiene Goenaga.

Los alumnos que acudan a su cursillo van a encontrar «buen ambiente» y además, «ningún secretismo, porque les voy a dar toda la información que yo poseo. No me voy a guardar nada en la manga». El cursillo será «práctico y participativo». «Saldremos por el bidegorri u otras zonas para poder ver las plantas 'in situ'. El calor que ha hecho este verano ha estropeado algunas especies, pero yo he recogido plantas, las he secado y plastificado y podremos estudiar así las que no encontremos».

Goenaga piensa que encontrarán «hipérico, aunque seco. En pomada sirve como cicatrizante y en infusión, contra la depresión». También podrán ver «tusílago. Es para la garganta. Se trata de una planta en la que primero sale la flor y después la hoja. En esta época podremos ver las hojas». También encontrarán «abedul. Es diurético, aunque ahora las hojas están mayores y no se pueden tomar. Su época buena es la primavera». «También podremos encontrar pasionaria, que es muy buena para las arritmias y otros temas del corazón».

Fermín Goenaga tuvo la idea de identificar diferentes plantas medicinales en distintas zonas de Zumarraga, Urretxu y Legazpi con fichas plastificadas. «La mayoría de las que colocamos en el bidegorri han desaparecido», afirma con enfado. «Las coloqué con alumnos del anterior cursillo que impartí y ha habido quien se ha encargado de quitarlas».