El equipo de Gobierno de Irun renuncia a la extra de Navidad

La decisión supondrá para el Ayuntamiento un ahorro de 24.600 euros, retribución bruta contemplada para esta paga

M.J.A.IRUN.
Alcalde. José Antonio Santano./
Alcalde. José Antonio Santano.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Irun ha renuciado a la paga extraordinaria de Navidad de este año. Así lo comunicó ayer el alcalde, José Antonio Santano, en la habitual rueda de prensa, en la que dio cuenta de los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno Local.

Santano recordó que el Gobierno central, a través de un decreto ley, ha impuesto una serie de medidas de obligado cumplimento. «Con algunas de ellas no estamos de acuerdo, no nos gustan, pero tenemos que cumplirlas», dijo. Una de las medidas impuestas ha sido la eliminación de la paga extra a los funcionarios, por lo que «en solidaridad con la sociedad y porque entendemos la situación complicada que estamos atravesando, hemos decidido renunciar expresamente a la paga extra de este año, una decisión que afecta a todo el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Irun», añadió el alcalde.

La renuncia a la extra de Navidad, por parte del equipo de Gobierno, supondrá un ahorro para las arcas municipales de algo más de 24.600 euros, la retribución bruta contemplada para esta paga anual. De momento, ese dinero no tiene «un destino específico», dijo el alcalde, pero al igual que ocurrirá con otros ahorros disponibles, «podría ser utilizado para asuntos ligados directamente, bien con ayudas a familias o con la promoción de la actividad económica y el empleo en Irun».

Ésta no es la primera ocasión en que se producen reducciones en los salarios públicos de funcionarios o de cargos electos. «Ha habido ya una reducción del 5% y una congelación durante los últimos años», recordó José Antonio Santano. «Sabemos que toca apretarse el cinturón y nosotros tenemos que estar en primera línea».

Mantener la actividad

Los Ayuntamientos, al igual que las empresas y las familias «estamos sufriendo una reducción de ingresos importante», prosiguió el alcalde. «El Ayuntamiento es la primera puerta a la que llaman los ciudadanos cuando tienen problemas y es frustrante no tener capacidad para dar respuesta a todas las necesidades que hay en momentos como éste. Pero vamos a seguir trabajando, conscientes de lo que tenemos y, con un objetivo doble: mantener la vida económica de la ciudad y apoyar a las personas que peor lo están pasando».