EAJ-PNV hace un balance «de luces y sombras» del primer año de mandato

«Hemos hecho propuestas de mejora y hemos aportado en la toma de decisiones del ámbito municipal», afirmó el portavoz, Xabier Iridoy

M.A.I.IRUN.

El grupo EAJ-PNV ha realizado un balance del primer año del mandato, tras la constitución de la presente Corporación municipal en mayo de 2011. «Hemos realizado una oposición constructiva y responsable. En este año hemos hecho propuestas de mejora y hemos aportado en la toma de decisiones del ámbito municipal», afirmó el portavoz, Xabier Iridoy.

En cuanto a la gestión municipal, entre los aspectos positivos el grupo cita «la aprobación definitiva del Centro Cívico de Palmera-Montero o la apertura del parking de San Juan, aunque queda mucho por gestionar para que se cumplan las expectativas». Xabier Iridoy destacó también «la finalización de la primera fase de la reurbanización de San Juan. Pero en este entorno quedan pendientes el hotel, el edificio de servicios y el auditorio».

«Difícil situación económica»

Citando los aspectos más negativos, «la mayor sombra que encontramos es la difícil situación económica. La tasa de desempleo alcanza el 16,39% en Irun. Tampoco podemos pasar por alto la huelga de la OTA, un conflicto importante y duro. Todos los grupos de la oposición lamentamos que la gestión del alcalde fue desafortunada en lo que a la transparencia se refiere, cuando prorrogó la concesión a la empresa Eyssa sin ponerlo en conocimiento del resto de los grupos políticos». Xabier Iridoy recordó que los grupos de la oposición volvieron a unirse recientemente para criticar «las formas empleadas por el alcalde, que ha intentado convertirse en el protagonista absoluto de los hechos».

El portavoz señaló que «la economía municipal ha sido el ámbito que más nos ha llevado a confrontarnos con el gobierno. En el Pleno de presupuestos, presentamos enmiendas de reducción de gasto por un importe superior a los 400.000 euros, que fueron rechazadas por el gobierno». El PNV recordó sus propuestas llevadas al Pleno de presupuestos de «dos proyectos de mejora de la calidad de vida en Artia y Belaskoenea. Finalmente se aprobaron 50.000 euros, aunque no suficientes, para cada barrio.

Desde EAJ-PNV consideran que «ése es el camino a seguir: buscar ahorros que permitan materializar proyectos, y que a su vez generen empleo y mejoren la calidad de vida de los irundarras».