Osakidetza controlará a enfermos crónicos a través de videoconsola

M.J.C.SAN SEBASTIÁN.

¿Se imagina pasar consulta con su médico pero sin moverse de casa? Suena a ficción, pero está a punto de hacerse realidad. Lo será a partir de la próxima semana cuando empiece a ensayarse con diez alaveses que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El Servicio Vasco de Salud instalará en el domicilio de estas personas una videconsola que permitirá a los profesionales sanitarios controlar el estado del paciente.

La iniciativa fue presentada ayer en Madrid por el consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Bengoa, a representantes de los servicios de salud de diferentes comunidades autónomas, cuya denominación técnica es Teki. La propuesta de Accenture y Microsoft ha sido la elegida por considerarse la más sencilla. Mediante una videoconsola enchufada a un televisor, el paciente contacta con el sistema sanitario «de forma total».

De entrada, el proyecto está pensado para alentar la práctica de actividad física que aumente la capacidad respiratoria de los enfermos de EPOC. «El profesional sanitario que atienda al paciente indicará si los ejercicios que está realizando los hace bien o mal; si debe intensificarlos o todo lo contrario».

Osakidetza ha elegido a afectados por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica por tratarse de una patología cuyo tratamiento requiere de rehabilitación física que se puede llevar a cabo en la propia casa. De momento, son diez los enfermos elegidos para hacer la prueba. El objetivo es tenerlos controlados para evitar que se desestabilicen y tengan que volver a reingresar. Así, durante las mañanas recibirán recibirán atención del Hospital Universitario de Álava (HUA) y por las tardes, noches, fines de semana y festivos a través del servicio O-sarean (Osakidetza en red). En una segunda fase, la videoconsola se instalará en la casa de cuarenta pacientes más.