Mujeres de Amaiur, PSE, PNV y EB piden la libertad de Otegi

Participan en un acto en Donostia junto a la esposa del exportavoz de Batasuna preso

JON AGIRRESAN SEBASTIÁN.
Mujer de Otegi. Mari Juli Arregi, en el centro, y Goirizelaia, Ubera, Romero y Larrañaga detrás. ::                             ARIZMENDI/
Mujer de Otegi. Mari Juli Arregi, en el centro, y Goirizelaia, Ubera, Romero y Larrañaga detrás. :: ARIZMENDI

Mujeres de distintas ideologías, entre ellas miembros de los partidos de Amaiur (izquierda abertzale, EA, Aralar, Alternatiba), PSE-EE, PNV o EB, sindicatos y otros colectivos, suscribieron ayer a título personal un documento en el que piden la libertad de los cinco condenados por el caso Bateragune, entre ellos el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi. Este grupo, cuya base es el colectivo Ahotsak, de mujeres en favor del proceso de paz de 2006, compareció ayer en San Sebastián junto a la mujer de Otegi, Mari Juli Arregi.

«Personas como Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez deben estar en libertad, para poder trabajar», porque «no es delito defender ideas por vías democráticas y pacíficas», asegura el texto suscrito por 55 mujeres como Rafaela Romero (PSE-EE), Jone Goirizelaia y Arantxa Urkaregi (izquierda abertzale), Rebeka Ubera (Aralar), Ikerne Badiola, Esther Larrañaga y Nekane Altzelai (EA), Arantza Isasmendi (PNV), Kontxi Bilbao (EB), o la socialista navarra Ainhoa Aznarez, entre otras. También estuvo presente Koro Telleria, mujer del líder de Aralar, Patxi Zabaleta, cuya hija, Miren Zabaleta, es una de las cinco condenadas.

En la rueda de prensa, a través de un comunicado leído en castellano y euskera por la profesora universitaria Arantza Campos y la actriz Edurne Lasa, respectivamente, señalaron que el fin del derecho penal no es «ser utilizado por la política» sino que debe servir para aplicar Justicia cuando se cometen delitos». En esa línea, quisieron recalcar que «defender ideas por vías democráticas y pacíficas» no es «delito», por lo que califican el fallo de «irracional».

Defendieron que es necesario devolver la libertad a los cinco encausados «para llevar adelante su proyecto de vida y su proyecto político» porque «este país, además, necesita que así sea». Agregaron que la resolución judicial parte de «la idea preconcebida de que todo es ETA» y de que lo «controla todo», aunque «esto está al margen de lo probado, tal y como reconoce el voto particular».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos