«Nos falta llegar a un equilibrio, a un 'entendimiento' con la naturaleza»

El profesor Lozano Winterhalder analiza hoy en profundidad las causas de la crisis ambiental planetaria

BEATRIZ LIRIO TOLOSA@DIARIOVASCO.COMTOLOSA.
El experto en materia medioambiental Francisco Lozano Winterhalder estará hoy en el Topic. ::
                             KLISK/
El experto en materia medioambiental Francisco Lozano Winterhalder estará hoy en el Topic. :: KLISK

Francisco Lozano Winterhalder hablará hoy, a las 19.30h, en el auditorio del Topic, dentro de las jornadas 'Naturaldia', que se celebrarán hasta el próximo día 27 de abril, bajo el lema 'No somos mercancías'. Lozano Winterhalder es licenciado en ciencias, sección biológicas, y máster en humanidades, por la Universidad Autónoma de Barcelona. En su conferencia analizará en profundidad las causas de la crisis ambiental planetaria. «El objetivo de todo desarrollo humano ha de ser la mejora de la calidad de vida de todos aquellos que habitamos este planeta y ahí hay implicadas muchas más cosas», subraya.

-Defiende la combinación de técnica y economía para un desarrollo sostenible. ¿Qué significa?

-La técnica y la economía son dos condiciones necesarias, pero no suficientes. En el concepto de desarrollo sostenible van implicadas todas las dimensiones de la existencia humana y, en especial, la cultura y la ética.

-¿Cómo se mejora la calidad de vida en nuestro mundo actual? ¿Qué soluciones hay?

-La calidad de vida se consigue mediante el equilibrio con la naturaleza, la armonía social basada en la justicia y el cultivo de la paz interior. Por todo ello, hay que limitar cualquier exceso que nos desequilibre en cualquiera de los ámbitos citados. Y lo que es más importante, sobre todo, tenemos que saber cuándo tenemos suficiente para vivir el bienestar integral, que tiene mucho más de humanidad, que de poseer innumerables artefactos, muchos de ellos no necesarios.

-Enumera tres 'paces' (paz con la naturaleza, paz social y paz interior) necesarias para llegar a un equilibrio. ¿Puede explicar esa conexión?

-Efectivamente son esas tres, las que yo propongo. La paz interior, entendida siempre como equilibrio, nos facilita la vivencia placentera y creativa con los demás; la paz social más allá de las relaciones interpersonales, debería basarse en la justicia, de un nuevo símbolo de equilibrio. Finalmente, si somos capaces de poseer cierta armonía para con nosotros mismos nos será más fácil entendernos con los demás y por consiguiente, lograr entendernos también con la naturaleza, la cual no llora, no sufre, de una forma explícita para la mayoría de los mortales, y a la que es más fácil que no le prestemos atención, a nivel general.

-Impacto ambiental, cambio climático, nuevas exigencias de los consumidores. ¿Estamos perdidos? ¿Cuáles son las claves para avanzar?

-No estamos perdidos definitivamente pero la Tierra está enferma y miramos hacia otra parte, aunque no todos, afortunadamente. Las claves tecno-económicas: estabilización de la población, cambio en los estilos de consumo y revolución tecnológica y las claves humanas: reconsideración de toda la cultura que ha creado esta situación actual y el fomento de una ética en favor de la vida, es la base de una cultura revisada también por la vida en nuestro planeta, la Tierra.

-Fue miembro del Consejo Directivo de la Asociación Naciones Unidas y ha sido observador mundial. ¿Cómo situaría nuestro país, en materia medioambiental, respecto a otros europeos? ¿Qué cosas estamos haciendo bien? ¿Qué otras nos faltan?

-Aquí hay que distinguir entre países desarrollados y el resto. Los primeros parten de una situación de degradación medioambiental importante debida principalmente a la industrialización. Los segundos, a la pobreza. Pero, los primeros tienen una capacidad de respuesta mucho mayor y, en la mayoría de los casos, lo estamos constatando. España, como país del primer grupo, está ya en situación de déficit ecológico; es decir, extraemos más de la naturaleza y realizamos emisiones por encima de lo que nuestro territorio puede aportarnos. Así que hay que 'usar' otros territorios. Esto no es sostenibilidad y eso es lo que nos falta: equilibrio.

-Con la que está cayendo, ¿habrá recortes también en medioambiente. Usted, ¿qué opina?

-Por supuesto. Y además, como no hay demasiada conciencia ambiental aquí, tampoco habrá muchas quejas, salvo de los más implicados.

-La solución para alcanzar ese equilibrio del que habla ¿pasa por invertir en las energías renovables?

-Las renovables son sólo una parte de la revolución tecnológica. Es un buen camino, un buen inicio pero hay muchos más.

-¿Qué expondrá en su conferencia de esta tarde?

-Hablaré de las causas profundas de la crisis ambiental planetaria que sufrimos haciendo hincapié en las cuestiones evolutivas, culturales y, por supuesto, éticas.