Los militares controlan el país desde el golpe de Estado de 1962

Desde el golpe de Estado de Ne Win en 1962, los militares controlan con puño de hierro Birmania. Aunque las sangrientas protestas del año 1988 derribaron su dictadura, una junta militar tomó el poder y anuló la victoria de Suu Kyi en las elecciones de 1990.

Todo apunta a que, esta vez, la respetarán. A sus 66 años, la premio Nobel de la Paz es un icono de la lucha por la democracia por haber mantenido firmes sus ideales a pesar de haber permanecido arrestada en su mansión de Rangún durante tres lustros.