La Clásica cambia de día y sigue con Kutxa

Se celebrará el 14 agosto, martes, para no coincidir con los Juegos Olímpicos. Se disputará en plena Semana Grande sobre el trazado habitual, con dos ascensiones a Jaizkibel

BENITO URRABURUSAN SEBASTIÁN.
2011. El número uno del mundo, Philippe Gilbert, entra como ganador en la última edición. ::                             JOSÉ MARI LÓPEZ/
2011. El número uno del mundo, Philippe Gilbert, entra como ganador en la última edición. :: JOSÉ MARI LÓPEZ

La Clásica de San Sebastián cambiará de fecha este año debido a la coincidencia de la jornada inicialmente prevista, el 28 de julio, con las pruebas de ciclismo en ruta de los Juegos Olímpicos. La carrera seguirá con el patrocinio de Kutxa, que es quien lleva el peso financiero de la prueba desde hace muchos.

La proliferación de acontecimientos en 2012, con los Juegos Olímpicos de Londres, a los que se une el denso calendario mundial llevaron a Organizaciones Ciclistas Euskadi a solicitar ante los responsables del World Tour un cambio de fechas para intentar que no se resintiese la participación en la carrera.

En un principio la fecha prevista era la del 28 de julio. Con el cambio se pasa al 14 de agosto, martes, en plena Semana Grande de Donostia, la víspera de la Virgen, y a cuatro días del inicio de la Vuelta a España en Pamplona, que comenzará el 18 de agosto.

Hay que tener en cuenta que el Tour de Francia finalizará el 22 de julio, en una prueba que comenzará el 30 de junio. Por eso la Clásica mantenía su fecha, la del día 28. Cuando Jaime Ugarte solicitó al Consejo de Ciclismo Profesional el cambio «no hubo ningún problema. Lo que no queríamos es coincidir con las carreras de los Juegos. Aceptaron nuestra sugerencia y por eso la hemos cambiado».

Con la nueva fecha, en la Clásica se reunirán un buen número de corredores que tendrán como objetivo la Vuelta, además de contar con quienes hayan realizado unos buenos Juegos Olímpicos y también con los protagonistas del Tour.

También puede ser una oportunidad para que Alberto Contador vuelva a ponerse un dorsal después de cumplir su sanción, que vence el día 5 de agosto. Por falta de alicientes no va a quedar la carrera, que tuvo como último vencedor a Philippe Gilbert, que completó una temporada soberbia con unas exhibiciones espectaculares.

Hay que recordar que la Clásica de San Sebastián estuvo incluida desde sus inicios en 1989 hasta 2004 en la Copa del Mundo, que albergaba a las mejores pruebas de un día. Luego pasó a formar parte del UCI ProTour y ahora se encuentra en el WorldTour. Es la única carrera del calendario nacional de un día incluida en el World Tour.

Patrocinador fiel

La prueba, que recorre toda Gipuzkoa, lleva desde hace años con el patrocinio de la Kutxa. En su recorrido y en su concepción se han producido cambios. El último, subir en dos ocasiones Jaizkibel, lo que permite a los aficionados disfrutar del paso de los corredores en los últimos kilómetros de la carrera.

Los primeros años de la Clásica, que dominó Marino Lejarreta, condujeron a un cambio. Se subía desde Hondarribia para bajar a Lezo y desde allí a meta, lo que permitía, en el ciclismo de entonces que un corredor que atacase en la subida y consiguiese una diferencia significativa tenía muchas posibilidades de llegar a la meta. Ésa fue una de las razones del cambio.

También ha habido retoques en su trazado, en función de los kilómetros en tierra de nadie que quedaban en algunas ocasiones, por no hablar de 1997, cuando se impuso Davide Rebellin en el mismo recorrido de los Campeonatos del Mundo de ese mismo año. Fiel a sus principios, la Clásica de San Sebastián ha cumplido 31 ediciones recorriendo toda Gipuzkoa. De qué es la carrera, habla su palmarés en el que florecen nombres que son historia del ciclismo mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos