Una corriente de Aralar anuncia que no irá a la asamblea y que deja el partido

Los críticos de Aizkorri Taldea dicen representar a medio centenar de militantes y apuesta por una «digna disolución» de la formación

JORGE SAINZSAN SEBASTIÁN.

La corriente interna Aizkorri Taldea anunció ayer que abandona Aralar y que no acudirá mañana a la asamblea a votar si el partido acude en coalición con la izquierda abertzale a las autonómicas. Este grupo, nucleado principalmente en Gipuzkoa, territorio fuerte del partido, y que dice representar a medio centenar de militantes, considera que Aralar es un «proyecto agotado» y apuesta por su «disolución digna». Este sector crítico reúne a militantes de base pero no incluye a los cargos públicos relevantes opuestos a la línea oficial, como Aintzane Ezenarro, Oxel Erostarbe y Mikel Basabe. No obstante, esta corriente apoya los planteamientos de estos tres parlamentarios.

En un comunicado al que tuvo acceso este periódico, contrastado además con los portavoces de Aizkorri Taldea, este grupo de reflexión expone las razones que les han llevado a no participar en la decisiva asamblea de mañana en Vitoria. Explican que «es un acto cuyo único objetivo es el de maquillar una decisión ya tomada». Agregan que, aunque la mayoría del cónclave vote a favor de la coalición con la izquierda abertzale, EA y Alternatiba, no significa que esto sea lo «correcto» porque no ha habido «una explicación de las intenciones reales». También critican a miembros de la dirección del partido y, especialmente, a la ejecutiva de Gipuzkoa y sus máximos responsables, por su «actitud totalitaria y antidemocrática. Esta disidencia es mérito suyo». De hecho, Aizkorri Taldea tomó impulso en octubre tras la asamblea para renovar la dirección guipuzcoana en la que los ganadores no integraron al sector derrotado pese al ajustadísimo resultado, según la versión de esta corriente crítica.

Aizkorri lamenta que la «consigna ahora sea no estorbar a Bildu en las instituciones» y que «ya no queda nada de la organización independiente que fuimos». Anuncia que colaborarán con críticos de Bizkaia y Araba, y que seguirán trabajando «desde el ámbito que consideren más oportuno»

Fotos

Vídeos