Hic sunt dracones

La biogeografía explica la distribución geográfica de los seres vivos

FÉLIX ARES

En la biblioteca de Nueva York se conserva un globo hueco de cobre de un diámetro de 34,5 cm. en el que se muestra un mapa de la Tierra. Es uno de los más antiguos que se dibujaron después de que Cristóbal Colón descubriera América. Se supone que fue fabricado hacia 1510. En él figura América del sur, bastante bien dibujada, y América del Norte, aunque en este caso aparece únicamente como unas cuantas islas dispersas. Recibe el nombre de globo de Hunt-Lenox o simplemente de Lenox.

En el sureste asiático, que en el globo se llama India del sur este, inmediatamente debajo de la línea de su ecuador, aparece la leyenda 'HC SVNT DRACONES' que es la frase latina 'Hic sunt dracones', es decir, «aquí hay dragones». Muchos han visto en esta frase la costumbre medieval de poner en sus mapas criaturas para ellos extrañas, tales como leones, elefantes, osos polares o serpientes de mar. Otros, entre los que se encuentra Dennis McCarthy, autor de la obra 'Here be dragons' (Aquí hay dragones), nos dicen que es muy probable que se trate de un intento de señalar que en distintas zonas geográficas hay distintos animales. Y dada la relativa proximidad de las islas de Komodo y de Flores donde habita el famoso, y para los habitantes del Medievo terrorífico, 'dragón de Komodo', no es descabellado que pudiera ser una referencia al mismo.

Al margen de que la advertencia se refiera al dragón de Komodo o no, lo que es cierto es que estos mapas demuestran que se habían dado cuenta de que en distintas zonas geográficas había distintos animales y distintas plantas. Hoy hay una ciencia poco conocida que se llama biogeografía que estudia exactamente eso: la distribución de la vida en los distintos lugares de la Tierra. Es una ciencia cuyos padres son realmente ilustres y conocidos: Carolus Linnaeus, el padre de la taxonomía; Charles Darwin y Alfred Russel Wallace, codescubridores de la selección natural como mecanismo de la evolución; Alfred Wegener, el padre de la deriva continental; E. O. Wilson, que muchos consideran la figura más representativa de la sociobiología y Jared Diamons, autor de 'Armas, gérmenes y acero' que revolucionó la relación entre geografía y humanos.

La biogeografía explica por qué en zonas con temperaturas similares en el Ártico y en la Antártida, en una hay osos polares pero no hay pingüinos y en la otra hay pingüinos pero no osos polares. O por qué en la mayor parte de las islas no hay ranas o que el único mamífero nativo de las Hawái sea el murciélago.

Fotos

Vídeos