Victoria sin paliativos y lazo a la permanencia

BORJA OLAZABALIRUN.

El Bidasoa-Irun dio en la tarde de ayer un paso de gigante hacia la permanencia. Los irundarras le ganaron sin despeinarse al Atlético Novas y tienen una renta de nueve puntos sobre los puestos de descenso cuando sólo quedan diez partidos para que acabe la temporada. El objetivo de la joven plantilla bidasotarra está en la mano y lo que resta de campeonato va a ser una buena sesión de aprendizaje para los jugadores más bisoños del equipo.

Los irundarras volvieron a demostrar en el choque de ayer que están muy por encima de los equipos de la parte baja de la tabla. El Novas no fue rival para un Bidasoa que desde el principio consiguió grandes rentas en el marcador. La defensa gallega era de mantequilla y los irundarras se fueron al descanso con veinte goles en su cuenta.

A la vuelta de los vestuarios los de Fernando Herrero siguieron apretando y llegaron a tener hasta once goles de ventaja (25-11), pero decidieron quitar el pie del acelerador. El técnico dio minutos a los menos habituales y el conjunto visitante consiguió maquillar relativamente el marcador.

El partido no corrió en ningún momento peligro para el Bidasoa y acabó con el estreno goleador del joven Villamía.