Piden a los bancos alternativas a los desahucios

Las plataformas ciudadanas califican de positivo el plan de mediación que impulsa el Gobierno Vasco

JM.V.SAN SEBASTIÁN.
En la calle. Rueda de prensa de Stop Desahucios y Kepasakonlakasa, ayer en Donostia. ::
                             GUILLERMO RIVAS/
En la calle. Rueda de prensa de Stop Desahucios y Kepasakonlakasa, ayer en Donostia. :: GUILLERMO RIVAS

El colectivo Stops Desahucios de Gipuzkoa denunció ayer la «actitud intransigente» que están adoptando bancos y cajas de ahorro ante las personas que tienen dificultades para pagar su hipoteca. A ellos se dirigieron para solicitarles que busquen soluciones alternativas, que eviten los desahucios de las familias, como «la moratoria en las ejecuciones hipotecarias, el realquiler social o la dación en pago». Asimismo, calificaron como «paso positivo» el programa de mediación para evitar desahucios que impulsa el Gobierno Vasco, que la semana pasada se reunió con los bancos.

En una rueda de prensa en Donostia, realizada de forma conjunta con el colectivo Kepasakonlacasa, los representantes de Stop Desahucios Xabier Soto y Mikel Sánchez recordaron que cada día que pasa una familia de Gipuzkoa es desalojada de su casa por no poder hacer frente a la hipoteca y, lo que es peor, tienen que seguir abonando «una deuda de por vida».

Soto criticó las declaraciones del presidente de Kutxabank, Mario Fernández, que la semana pasada «eludió su responsabilidad en los desahucios y pidió soluciones a la Administración». En Stop Desahucios consideran que los bancos y cajas de ahorro «sí son responsables directos de la burbuja inmobiliaria». Además, critican que «no muestren voluntad para buscar soluciones a sus clientes», cuando tienen dificultades para pagar la hipoteca, como «la moratoria en las ejecuciones hipotecarias, el realquiler social o la dación en pago».

Sánchez y Soto explicaron que tras cada caso de desahucio existe un drama humano con nombre y apellidos. Y recordaron el caso de Mari Carmen Márquez, vecina de Errenteria que ya fue desahuciada de su casa y cuyos padres han recibido una notificación del juzgado para que abandonen la vivienda en un plazo de 30 días. «En Kutxabank se comprometieron a buscar una solución y todavía no hemos tenido respuesta», critican.

En la misma rueda de prensa, Kepasaconlacasa ofreció datos sobre viviendas vacías. Según señalaron, cuatro de cada 100 viviendas de Gipuzkoa están vacías. En Donostia, existe el caso flagrante de 15 edificios que aglutinan entre 400 y 500 viviendas vacías, propiedad de promotoras e instituciones, «que podrían destinarse al alquiler».