Falleció en Eibar José Luis Acarregui, un delantero de leyenda

DVSAN SEBASTIÁN.

La pelota está de luto por el fallecimiento de José Luis Acarregui Zapirain, un pelotari que marcó una época. Nacido en Lekeitio hace 88 años, murió en Eibar, donde residía.

Acarregui fue una figura mientras estuvo en activo y durante la década de los 40 y los 50 alternó con dos de los manistas más grandes que ha dado la pelota, Atano III y Gallastegui, contra quienes disputó tres finales del Manomanista. Perdió las tres. En 1946 ante el mítico Mariano, y 1950 y 1951 contra don Miguel. En su época se codeó también con figuras señeras como Zurdo de Mondragón, Kortabitarte y un largo etcétera. Delantero, sobresalía por la dureza de su saque y por su habilidad a la hora de cortar al txoko.

Luciano Juaristi, Atano X, le conocía muy bien. Cuando ambos colgaron el gerriko compartieron tareas de seleccionadores de material junto a Paco Arriarán. «A José Luis le apreciaba mucho. Era majísimo. Estuvimos juntos muchas horas en el frontón. Llegó a disputar una final del Manomanista contra mi tío Mariano en el Astelena de Eibar», recordaba Atanillo, afectado por la noticia de la muerte de su excompañero y amigo.

Acarregui era todo un personaje, dentro y fuera de las canchas. Socarrón, noble, amigo de sus amigos y muy entendido. Llevaba la pelota en la sangre. Siempre tenía una sonrisa y le gustaba cambiar impresiones con los pelotaris en las elecciones de material, donde fue pionero en una labor que ha ido cogiendo trascendencia a lo largo de los años. En aquella época de seleccionador, en la que Julián Retegui y Ladis Galarza eran las figuras, los seleccionadores tenían que hilar muy fino para dejarles contentos. Era muy didáctico en sus exposiciones e ironizaba con las críticas. Se hacía querer por todos. Goian bego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos