Más de una docena de vecinos de la comarca se apuntan al Eko-Shopper

Recibirán el asesoramiento de especialistas a la hora de hacer sus compras para tratar de generar menos residuos

ELENA VIÑASOARSOALDEA.
Eko-Shopper. El stand informativo habilitado ayer en la Alameda de Gamón, durante el mercado de los lunes de Errenteria. ::                             VIÑAS/
Eko-Shopper. El stand informativo habilitado ayer en la Alameda de Gamón, durante el mercado de los lunes de Errenteria. :: VIÑAS

Un total de 15 vecinos de Oarsoaldea se inscribieron ayer en la última iniciativa puesta en marcha por la Mancomunidad de San Marcos. Se trata de la denominada Eko-shopper'100, que «se apoya en una labor de asesoría desde la que se ayuda a las personas a la hora de realizar una compra». La propuesta está inspirada en la figura del personal shopper, «pero, evidentemente, el objetivo fundamental reside en focalizar la acción hacia la prevención, es decir, en intentar aplicar criterios de sostenibilidad a la hora de realizar compras para lograr generar la menor cantidad de residuos posible».

Durante el próximo mes de febrero de se llevará a cabo el trabajo de campo, emplazando a las fechas posteriores a la Navidad la necesaria captación de los hogares voluntarios. Así ocurría ayer en Errenteria, donde aprovechando la celebración del mercadillo que todos los lunes sin excepción atrae a cientos de visitantes a la Alameda de Gamón, se habilitaba un stand informativo.

Al frente del mismo, sus dinamizadoras daban a conocer la experiencia a cuantos se acercaban a solicitar información. «Muchos ya sabían en qué consiste porque días antes se ha buzoneado un folleto casa por casa y directamente se han inscrito», comentaba Itsaso Arizeta.

Tanto ella como su compañera atendían a muchos curiosos. «Se han inscrito 15 personas, pero se han interesado por el tema el doble o puede que el triple», añadía la joven, quien recordaba que el stand se habilitará el próximo día 4 en el Centro Comercial Garbera.

Eko-Shopper permitirá establecer mediciones de los ahorros experimentados, que fácilmente se podrán extrapolar a la perspectiva del largo plazo o del resto de la población, «en definitiva, una información que añadida a la experiencia dará como resultado un contenido práctico que se hará extensivo al resto de la ciudadanía.

La Mancomunidad de San Marcos busca 100 hogares para desarrollar esta experiencia pionera. La información que se recabe se volcará en una base de datos que permitirá extraer conclusiones para su posterior divulgación. Es este punto en el que se quiere poner énfasis en la campaña, ya que la experiencia cuenta con una labor de campo de «hondo calado» que dará como resultado una información «válida, práctica y real».