Berio busca la Tercera innovando

El club de fútbol, dirigido por Idiakez, se acerca al ascenso con su sistema 1-3-2-3-2. Los presididos por Lorenzo González Sarmiento marchan segundos gracias a la confluencia de tres grandes generaciones

OIER FANOSAN SEBASTIÁN.
Foto de familia. El Berio posa a principios de temporada. Como ven, es un plantel joven e ilusionado./
Foto de familia. El Berio posa a principios de temporada. Como ven, es un plantel joven e ilusionado.

El Berio es uno de los equipos ilustres del fútbol de nuestra ciudad. Es relativamente joven, nació en 1999, pero en apenas doce años ya es referencia entre aquellos juveniles que no quieren terminar su carrera cuando su periplo en sus clubes de fútbol base se acerca a su fin. Su objetivo claro es alcanzar algún día la Tercera, pero sus rectores no se obsesionan. Cuando Carlos Benito fundó el Berio hace trece años, muy pocos pensaron que podría conseguirlo. El exiguo presupuesto con que contaba y la falta de ayudas y patrocinios -que todavía persiste- dificultaban la tarea de ascender desde la Primera Regional, categoría en la que el conjunto donostiarra inició su andadura. No era el objetivo primordial de Benito y los suyos. El equipo se creó para dar cabida a los futbolistas que salían de la categoría juvenil y que veían dificultades para seguir compitiendo en Donostia a un nivel aceptable. «El club estaba enfocado a buenos futbolistas, jóvenes y estudiantes, buenas personas, que quisieran seguir matando el gusanillo del fútbol. Ese sigue siendo el espíritu del club, pero la seriedad y el rigor con que trabajamos ha posibilitado que nuestros objetivos sean más ambiciosos», explica Lorenzo González, presidente de la entidad. El buen rollo siempre ha prevalecido. Los jugadores no faltan a su cita con la Tamborrada del club, las viejas glorias se siguen juntando en Santo Tomás o víspera de Reyes... Lo dicho, buen rollo.

La competitividad reinante en las categorías amateur del fútbol guipuzcoano no fue impedimento para que el Berio ascendiera a Preferente en sólo tres años. Pero lejos de amilanarse en la nueva categoría, los donostiarras lograron subir pronto a Tercera. «La pena es que no tuvimos ninguna ayuda, motivo por el que Carlos Benito -galardonado con la medalla al mérito ciudadano- decidió dejar el club. Su trabajo fue extraordinario, pero no se vio apoyado. Curiosamente, el año en que ascendimos la Real firmó un acuerdo con la UPV, que por aquel entonces estaba en regional, una categoría más baja que la tercera».

Segundos y jugando

Pero el Berio ha mantenido intactos el entusiasmo y las ganas. Y a día de hoy, se acerca de nuevo a Tercera. Es segundo. Con un sistema novedoso que está causando furor.

El equipo, entrenado por Iñigo Idiakez, leyenda de Real Sociedad, Derby County y Southampton entre otros, «juega con el novedoso sistema 1-3-2-3-2. Estamos practicando buen juego y lo más importante en estos casos es que acompañan los resultados prácticamente cada semana. Se han juntado tres grandes generaciones. Los veteranos, que tiran del carro. Los que rondan los veinticinco, que están en pleno periodo de madurez, y la nueva hornada». Lorenzo González no quiere hacerse ilusiones. «Sólo sube el primero. Hay un play off para el segundo y el tercero, pero ganarlo no garantiza ascender, dependes de los del descenso a Tercera. Viendo cómo están nuestros equipos en Segunda B... prácticamente será un 'terminar primeros o no ascender'». Suerte.