«Un año negativo para la ciudad»

«Al poco de constituirse el Ayuntamiento tras las elecciones, ha quedado de manifiesto el grado de sensibilidad hacia los problemas de los trabajadores, cuando estando pendiente el despido de los tres empleados de la OTA, el alcalde ni dudó por un instante en premiarla concediéndole un año más de prórroga en el contrato.

2012 tendrá subidas en impuestos y tasas, incluso pretendiendo aplicar subidas muy por encima del IPC en algunos servicios como los polideportivos.

En estos días vemos entrar en funcionamiento el parking de San Juan, la obra más cuantiosa de los últimos tres años, sin que hasta la fecha se vislumbre una recuperación de tan enorme inversión. Por un lado, por la reducida adquisición de plazas de residentes, y por otro, por la concesión de la gestión del parking rotatorio, cuyo canon a la empresa adjudicataria permite hacerlo efectivo tras 25 años.

Año negativo para la ciudad, dado el continuo ascenso del desempleo y la ausencia de medidas serias que permitan invertir la tendencia. Las acciones de Bidasoa Activa, con tan limitado presupuesto, son testimoniales y carentes de eficacia, y más destinadas a 'vender' imagen. El Ayuntamiento se encuentra con un problema de financiación como consecuencia del sometimiento de la economía a los sectores financieros, y su gestión orientada a recortar gastos contra el déficit, en vez de incrementar ingresos para invertirlos y atajar el desempleo».