La receta electrónica se retrasa en Euskadi hasta final de 2012

M. J. C.SAN SEBASTIÁN.

La implantación de la receta electrónica en Euskadi no está resultado fácil. Tanto es así que no será realidad de forma generalizada hasta dentro de un año. Así lo ha anunciado el Gobierno Vasco, que ayer dio su visto bueno a un convenio de colaboración entre el Departamento de Sanidad y el Colegio de Farmacéuticos para desarrollar un proyecto que acumula, al menos, medio año de retraso. Según el Ejecutivo de Patxi López, el proyecto se ensayará «antes del verano de 2012 para iniciar su total implantación a finales de ese mismo año». En agosto de 2010, la directora de Farmacia anunció la receta electrónica para finales de 2011.

En enero pasado, el consejero de Sanidad ratificó esta fecha al aseguró que comenzaría funcionar de forma piloto en una zona al término de este año.

El retraso se explica por la complejidad que entraña para los médicos adaptarse al nuevo sistema de prescripción universal que implica pasar el historial farmacológico de los pacientes a un nuevo formato informático, además de por la necesidad de renovar todas las tarjetas sanitarias de la población.

Con la receta electrónica, cada paciente tendrá grabado en su tarjeta el tratamiento prescrito, al que tendrán acceso médicos y farmacéuticos. Para el paciente que tiene enfermedades crónicas las ventajas serán notables, porque obtendrá las medicinas de manera cómoda, sin acudir a su centro de salud con la periodicidad actual, dispondrá de un tratamiento farmacoterapéutico a largo plazo y, en caso de necesidad, el visado será automático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos