Adiós a los últimos restos de la fábrica de Porcelanas Bidasoa

M.A.I.IRUN.
En desaparición. Ayer apenas quedaba una parte de lo que fue el edificio de Porcelanas Bidasoa. ::
                             DE LA HERA/
En desaparición. Ayer apenas quedaba una parte de lo que fue el edificio de Porcelanas Bidasoa. :: DE LA HERA

El derribo de la fábrica de Porcelanas Bidasoa está llegando a su fase final. A última hora de la tarde de ayer apenas quedaba en pie la parte central del edificio de la que ha sido una de las firmas industriales más prestigiosas de la ciudad y es de esperar que, en muy pocos días, no quede rastro del mismo.

La empresa porcelanística cesó en su actividad a finales de 2009 y al poco perdió parte del espacio de su zona exterior para que se construyera la nueva glorieta de acceso al barrio de Ventas. Fue el primer paso del desmantelamiento de ese ámbito industrial que albergaba a esta empresa y a Zubelzu, que trasladó al nuevo polígono de Araso su producción de circuitos impresos.

Desde hace aproximadamente un año, ambos edificios industriales iniciaron su demantelamiento por dentro y más tarde, hacia el comienzo del verano, empezaron los derribos. El primero en desaparecer, de forma más rápida, fue el de Zubelzu. El proceso en el caso del de Porcelanas Bidasoa ha sido más lento. En el futuro, una promoción residencial ocupará esta parcela.